Colectivos ciudadanos de Santiago y el concello retoman el proyecto del Jardín Botánico

Una fundación con representación pública y también de entidades ciudadanas se encargará de la gestión de este parque a orillas del río Sarela

Audio

Patricia IglesiasSantiago

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:43

Representantes del Ateneo de Santiago, la Real Sociedade Económica de Amigos do País, el  Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia, la Asociación de Amigos do Museo de Historia Natural y la Asociación de Antigos Alumnos e Amigos da USC se reunían este jueves con el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, para impulsar la puesta en marcha de este proyecto que se remonta ya a los años 80. 

El regidor municipal explicó que  los 43.000 metros cuadrados de terreno fueron adquiridos por el Consorcio de Santiago, que  posteriormente los cedió a la  USC por un período de 30 años. Por eso, el primer paso será hablar con ambas instituciones para aclarar la titularidad de la parcela. La comisión ciudadana y el concello están de acuerdo en constituir un órgano de gestión mixto, con la fórmula jurídica de una Fundación, por ejemplo, a través de la que buscar después financiación para el proyecto.

Sánchez Bugallo eludió dar plazos para que el Jardín Botánico sea una realidad: avanzó que durante los próximos meses el concello acometerá trabajos de acondicionamiento y limpieza, pero la intención es conseguir un diseño más ambicioso, como explicaba en Cope Santiago Manuel López, vicepresidente del Ateneo de Santiago: "que este sea un gran proyecto de ciudad, que haya un lugar donde la gente pueda solazarse y también estudiar la flora autóctona de Galicia".

El alcalde recordó que en estos momentos Santiago cuenta con más de dos millones y medio de metros cuadrados de parques públicos de titularidad municipal, a los que hay que sumar otros cuatrocientos mil metros cuadrados sin uso... además de las superficies titularidad de otras administraciones. "Un lujo", según Sánchez Bugallo, que también obliga a un "enorme esfuerzo para acondicionarlos y ponerlos a disposición de la ciudadanía". 

Advirtió que "nos vayamos preparando" porque  su apuesta  es por unos parques "extensivos, en los que la naturaleza estará mucho menos domesticada, en los que habrá toxos, silveiras, corzos, xabaríns e coellos". No es el caso, claro, del Jardín Botánico.

Lo más