Boletín

VANDALISMO

San Sadurniño denuncia en la Guardia Civil actos vandálicos en el colegio público

Los daños afectaron tanto al exterior como al interior del centro educativo

Algunos de los actos vandálicos registrados en el centro educativo - FOTO: Concello de San Sadurniño

Algunos de los actos vandálicos registrados en el centro educativo - FOTO: Concello de San Sadurniño

COPE Ferrol - Javier García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:53

El Ayuntamiento de San Sadurniño ha denunciado ante la Guardia Civil los daños ocasionados por desconocidos en el colegio público de la localidad, concretamente puertas forzadas, pintadas, desperfectos en el mobiliario exterior y en los aseos del patio cubierto, barandillas y protecciones rotas, además de restos de fuego.

Los actos delictivos se desarrollaron en los últimos días y por el momento no hay una estimación exacta sobre los costes de la reparación, pero todo apunta a que serán necesarios más de 1.500. El Ayuntamiento ha puesto la oportuna denuncia “con el objetivo de identificar a las personas responsables o, por lo menos, dar un toque público de atención sobre una conducta que no solo ocasiona gastos, sino que también puede ser origen de males mayores”.

En la mañana de este martes, 13 de agosto, el Ayuntamiento recibió aviso de que las puertas que comunican el patio cubierto con la calle paralela al colegio habían aparecido abiertas y con señales de haber sido forzadas con una palanca y que, además, había pintadas hechas con aerosol en el cierre perimetral e incluso en los cristales de las puertas.

A esto se les suman otros daños, como los ocasionados en las protecciones acolchadas del patio o en el interior de los aseos, que también aparecieron con las puertas reventadas y con las paredes ensuciadas, con restos de pequeñas hogueras en varios puntos, tal y como señaló la edil Amparo Calvo.

Segundo la actual titular de Cultura y anterior responsable de las actuaciones de mantenimiento municipales, en estos momentos están invirtiéndose 9.000 euros en mejoras en el centro de enseñanza, materializadas en el pintado de pasillos, en la habilitación de nuevas áreas de juego y en el arreglo de parte de la fontanería.

“Las reparaciones que se están haciendo son una inversión en educación, pero los actos vandálicos son un gasto que nunca deberíamos tener que hacer. Dinero tirado sin falta y que pagamos entre todas y todos por causa del incivismo de algunos”, ha denunciado.

Lo más