Boletín

TRÁFICO

La Guardia Civil de Tráfico de Ferrol investiga a un conductor por dos delitos contra la seguridad vial

El hombre se negó a someterse a la pruebas de alcoholemia y se calló, tras tropezara con un bordillo, tras bajarse del vehículo

Una agente de Tráfico en un control de carretera - FOTO: Guardia Civil

Una agente de Tráfico en un control de carretera - FOTO: Guardia Civil

COPE Ferrol - Javier García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:22

La Guardia Civil de Ferrol investigó a un conductor, residente en A Coruña, como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad vial, proceso ante el cual ha agradecido "la colaboración ciudadana en aras de incrementar la seguridad de todos".

En un comunicado, ha estimado que los "hechos ocurrieron a raíz de las numerosas llamadas en la central de servicio de la Agrupación de Tráfico de A Coruña" por la conducta del varón.

Así, alertaron "de la presencia de un vehículo en la AP-9 realizando maniobras irregulares".

Como consecuencia, los operadores de la central advirtieron "inmediatamente a todas las patrullas del cuerpo que se encontraban de servicio en la zona".

Además, se dio aviso "a las policías locales próximas y al servicio de mantenimiento de la citada vía al objeto de localizar y detener el vehículo".

Finalmente, el turismo "fue detectado por una patrulla del destacamento de Ferrol, desplazada a la zona para colaborar en la búsqueda; una vez localizado, se situaron detrás del mismo, observando cómo este se desplazaba en zig-zag sin ningún tipo de señalización" y "sin coherencia, invadiendo toda la plataforma de su sentido de circulación"

Los guardias civiles trataron de detener al vehículo con las perceptivas señales acústicas y luminosas, haciendo su conductor caso omiso de las mismas.

Ante el peligro que esta conducción representaba para él y el resto de los usuarios, los guardias civiles decidieron formar una capsula de seguridad entre este vehículo y el resto, ralentizando la circulación detrás del vehículo oficial con el objeto de evitar cualquier incidencia.

Los efectivos actuantes interceptaron el turismo, decidiendo retirar el mismo de la autopista conducido por uno de los guardias civiles, dado el riesgo existente para la circulación al ser una vía de alta capacidad y derivarlo a la N-VI, en donde procedieron a la detener el mismo en un lugar seguro, conminando al conductor a apearse del vehículo, momento en el que tropezó con el bordillo de la acera, provocándose heridas en las manos y en la frente.

TRASLADO

Ante las heridas que presenta y la sintomatología clara de halitosis, deambulación deficiente y dificultad en el habla, decidieron trasladarlo al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), para la realización de la pertinente asistencia médica.

Una vez efectuadas las curas, se le indicó que debía someterse a la realización de las pruebas de detección del consumo de bebidas alcohólicas, a lo que el investigado se negó y fue entonces cuando los guardia civiles le informaron de que la negativa a su realización está tipificada como delito, reiterando éste la negativa a su realización.

La Guardia Civil procedió a su investigación como presunto autor de un delito por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y otro por negativa a la realización de las pruebas de detección de consumo de las mismas. El vehículo fue inmovilizado en un lugar de estacionamiento seguro. El investigado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de A Coruña.