NAVAL

Navantia y sindicatos acuerdan 2.200 salidas y 1.658 nuevas incorporaciones entre todos los astilleros

El acuerdo entre ambas partes deberá de ser ahora ratificado por las asambleas de trabajadores

Reunion

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:40

La dirección de Navantia, de su único accionista, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y los representantes de los trabajadores, a través de seis federaciones sindicales, han llegado a un principio de acuerdo que contempla unas 2.200 salidas anticipadas y hasta 1.658 nuevas incorporaciones entre los años 2019 y 2022, que afecta a los seis astilleros de la compañía y a su sede central de Madrid, dando por concluidas en la tarde de este martes las negociaciones del Plan Estratégico 2018-2022 de la empresa naval pública y en donde según la compañía estatal, “se han abordado las bases para alcanzar un acuerdo definitivo que podría calificarse de histórico, por cuanto incorpora los ejes principales que permitirán garantizar el futuro de la compañía”, y que afectará, según los cálculos de la empresa, “a unos 38.000 empleados directos e inducidos” en la comarca de Ferrolterra, Bahía de Cádiz, Cartagena (Murcia) y la capital del Estado.

En paralelo, también se ha firmado un acta que recoge los acuerdos alcanzados en lo que será el primer convenio colectivo único de Navantia, que pasará a ser el mismo para los astilleros que provienen tanto del ámbito civil como militar.

NUEVAS INCORPORACIONES Y SALIDAS

Entre los principales acuerdos entre ambas partes, que deberán de ser ahora ratificados en los centros de trabajo, mediante asambleas o referéndum en urna, se establecen nuevas incorporaciones “que permitan atender la carga de trabajo prevista” y en donde la oferta de la empresa pasa por 1.658 incorporaciones durante la vigencia del plan, con 563 incorporaciones en 2019, 546 en 2020, 390 en 2021 y 159 en 2022, una previsión de empleo que “podría verse incrementada cuando Navantia entre en beneficios”.

En cuanto al plan de salidas anticipadas, este alcanzaría hasta los 2.200 efectivos y sería de aplicación a todos los centros, afectando de forma obligatoria a aquellos trabajadores en activo que cumplan o hayan cumplido 61 años a partir del próximo 1 de enero y hasta el 31 de diciembre de 2022, “siempre que tengan una antigüedad mínima reconocida en la empresa de cinco años” y en donde la compañía “podrá retrasar la salida de aquellos trabajadores en puestos claves, durante un periodo máximo de seis meses, para mantener la transferencia de conocimiento”.

Este proceso llevaría aparejado “un ambicioso plan de formación en el que se emplearán 900.000 horas y del que se beneficiaría también la industria auxiliar”.

En cuanto a los incrementos salariales, la última oferta trasladada por los representantes de la dirección a los representantes sindicales “incluye las pautas establecidas por el Gobierno en la negociación colectiva en cuanto a los aumentos salariales previstos”.

ASTILLERO 4.0

El preacuerdo entre ambas partes también incide en “la apuesta por del Astillero 4.0 y modernizar los centros mediante el uso de las nuevas tecnologías”, con la “reorganización la compañía y una mayor optimización de los procesos productivos, con la digitalización de los astilleros preparando sus instalaciones para los nuevos programas”, y en donde según el capítulo de inversiones “se prevé una media anual estimada de 95 millones de euros”.

Lo más