Boletín

EDUCACIÓN

Mato muestra su “preocupación” por las obras que la Xunta está haciendo en el colegio Cruceiro de Canido

Critica que algunas zonas ya limpiadas “se vuelvan a llenar de polvo” por no tomar las medidas adecuadas

Polvo acumulado en una estantería en un aula del Cruceiro de Canido

Polvo acumulado en una estantería en un aula del Cruceiro de Canido

COPE Ferrol - Javier García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14 sep 2019

El alcalde de Ferrol, Ángel Mato, mostró este jueves, 12 de septiembre, su “profunda preocupación” por los problemas que están causando las obras que la Xunta está haciendo en el CEIP Cruceiro de Canido.

Mato aseguró que el Ayuntamiento, “manteniendo su compromiso de colaborar en la medida de lo posible”, duplicando el número de personas del equipo de limpieza que trabaja en el centro, reiterando que “la suciedad provocada por los trabajos no es responsabilidad municipal”, e insistió que la Administración local tiene el deber de realizar las labores de limpieza comunes.

ZONAS OTRA VEZ SUCIAS

Según el Ayuntamiento de Ferrol, a través de un comunicado, “el problema más grave reside en que el personal enviado por el Ayuntamiento se encontró esta mañana con que áreas del edificio que ya habían limpiado volvían a estar cubiertas de polvo”.

Desde ese servicio le trasladaron al alcalde que lo óptimo sería que la obra se abordara por fases bien definidas, para poder limpiar áreas concretas en las que los trabajos estuvieran totalmente finalizados y poder reabrirlas sin peligro de que se volvieran a manchar.

Sin embargo, se encuentran con que se está actuando en puntos muy diferentes al mismo tiempo, lo que les dificulta, o mismo les impide, hacer correctamente la tarea.

SIN ORGANIZACIÓN

“O se organizan las obras, o no hay manera de resolverlo”, aseguró el alcalde, que reclamó que la Consellería envíe de urgencia personal técnico para que compruebe cómo se está ejecutando la obra. Él mismo, durante la visita que realizó acompañado por el concejal Antonio Golpe, pudo ver que no se tomaron las medidas adecuadas para que la suciedad no alcanzara el mobiliario y el material escolar que estaba depositado en muchas dependencias, con el que se pueden ver máquinas, material de construcción y basura mezclados con juguetes, libros, mesas y sillas.

El problema, afirmó Ángel Mato, es que la situación sigue igual. “En algunas dependencias no se están tomando medidas para proteger ni el material escolar ni el mobiliario, con el que cuando se limpia una zona, el polvo se vuelve a acumular en cuanto se vuelven a emprender los trabajos”, incidiendo el regidor que “es necesario que la Consellería se implique en atajar un problema que se prolongará mientras duren los trabajos”.

Lo más