COPE

EXPOSICIÓN

Tamara Painceira expone su muestra "Sentires recortables" en la galería del concello de San Sadurniño

Es un mosaico, una concatenación de estados emocionales, resultado a su vez de la mezcla del personal y del propio espacio creativo

Tamara Painceira Villar expone sus obras en la galería del concello de San Sadurniño. FOTO: César Galdo

cesar galdo paz - entremediasTamara Painceira Villar expone sus obras en la galería del concello de San Sadurniño. FOTO: César Galdo

SAN SADURNIÑO

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:54

Tamara Painceira Villar firma sus trabajos como Tam.

Seudónimo bajo el que lleva años haciendo fotografía, collage y componiendo espacios expositivos. Esa faceta es más conocida fuera que dentro de San Sadurniño, a no ser a través de sus redes sociales, donde Tam es Tamara, la hija de Luísa y de Chano, fundadores de la librería Brétema.

Se crió entre el olor del papel, de la tinta fresca de los periódicos, del olor inconfundible de los lápices Staedler y de las gomas Milan o del aroma casi hipnótico de las barras de Pritt.

"Sentires recortables" son piezas de pequeño formato, algo más que un folio A4 y algo menos que una hoja A3, pobladas de formas minimalistas que, en cierto modo, le sirvieron la Tam para volver la aquel tiempo, o quizás para poner la evocación del recuerdo al servicio de su estado de ánimo actual.

"Son una serie de retales en papel, básicamente el material estrella de la colección. Es un paseo por los sentimientos: cortar y pegar es un gesto que me lleva a mi infancia, me crié en una librería y ese ambiente entre papeles, cartulinas, me lleva a ese momento. Eso es lo que me hace sentir sin filtros, de la forma más pura. Fruto de esa atmósfera creada con los materiales que me llevan la esa época surgen estos "sentires", que son los más puros, los que hablan de donde soy y de donde vengo, unidos al contexto social, personal y laboral en el que estoy inmersa", explica la autora.

Esos contextos de los que habla Tamara son los vividos por todas y todos: una pandemia, cierres obligados, separación interpersonal, que al final también acaba suponiendo un alejamiento emocional, y, además, en su caso, momentos de cambio y de situaciones profesionales y familiares que propiciaron ese momento vital en que todos y todas miramos atrás y adelante para reflexionármelos sobre el lugar que ocupamos en el mundo, en el que analizamos que cosas son importantes y cuáles son accesorias, el momento de ser conscientes de donde venimos y hacia donde avanzamos al compás que nos marca el paso del tiempo.

La manera de plasmar los "sentires" es, como en toda su trayectoria creativa, utilizando los menores recursos posibles.

Y a todo el anterior hace falta añadirle el color para comprender hasta que punto "Sentires recortables" es un mosaico, una concatenación de estados emocionales, resultado a su vez de la mezcla del personal y del propio espacio creativo.

"La parte estética está muy clara, también en mi trabajo fotográfico, que es minimalista. Siempre procuro hacer un nido, un refugio donde creo. En la fotografía trabajo mucho el autorretrato y se ciñe siempre la un espacio muy concreto, siempre con colores neutros. Y aquí pasa un poco el mismo, busco la calma a través de los colores neutros: tierra, arena, blancos, grises... siempre de esa gama que para mí es la calma. Después también está el negro, con una fuerza diferente, que también me define por naturaleza", asegura Tam.

El objetivo final de esta colección, resultado de más de un año de trabajo expresivo, es que las y los visitantes se detengan delante de cada pieza y perciban "algo que los remueva por dentro, que les llegue", porque, tal y como asegura Tam, "lo malo es la indiferencia".

"Sentires recortables" puede visitarse en la Galería de la Casa del Ayuntamiento en horario de mañana por semana durante el mes de julio.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo