CURIOSIDADES

¿ Cómo se escribe: Carvalho o Carballo Calero ?

El presidente de la RAG, Víctor Freixanes, admite que ambas formas son válidas. 

Víctor Freixanes, presidente de la RAG - FOTO: Efe / Cabalar

Víctor Freixanes, presidente de la RAG - FOTO: Efe / Cabalar

COPE FERROL - Ada Romero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:01

El presidente de la Real Academia Galega, Víctor Freixanes, respondiendo a las preguntas de Cope Ferrol, admite que el nombre del insigne ferrolano, Don Ricardo Carvalho ( Carballo) Calero, a quién se va a dedicar el Día das Letras Galegas de este año 2020, puede ser escrito de dos formas y que ambas serían válidas: tanto con b y ll, tal y como lo escribe su familia y como sería la forma normativa y oficial ; o con v y lh, que es la manera en la que el propio Don Ricardo firmó todos sus escritos a partir de la década de los 70's, no antes,  cuando pasó a defender una ortografía próxima a la portuguesa y a ser una de las figuras clave del conocido como

" reintegracionismo" 

Quizás es por esa tendencia precisamente, por lo que a pesar de las peticiones de que se le dedicase el Día das Letras Galegas, para reconocer toda su trayectoria, ese reconocimeinto, tardó en llegar. 

Freixanes admite que ambas formas de escribir su apellido paterno son válidas y que él mismo, quizás por respeto, o porque esas fueron las últimas voluntades de Don Ricardo, ha decidido escribirlo con v y lh. 

UNA OBRA AMPLIA, DIVERSA Y RICA

La trayectoria vital de Ricardo Carvalho Calero (Ferrol, 1910 – Santiago de Compostela, 1990) está hondamente vinculada a la historia del galleguismo en el pasado siglo XX: fue en la juventud miembro del Seminario de Estudios Galegos y colaborador de la revista Nós, participó en la redacción del Estatuto de Autonomía de 1936 y, ya en el exilio interior, se implicó activamente en las estrategias de recuperación del idioma propio. “Su lealtad al galleguismo, su amor por la libertad, la inspiración de los maestros y el apoyo de sus compañeros de generación le permitieron resistir y avanzar superando atrancos de todo tipo, y la contracorrente de un ambiente político, cultural y social opresivo y miserable. La energía de su pasión por el estudio, la potencia de su estro creativo y una entrega incondicional y sacrificada a las tareas que asumió le permitieron desarrollar una amplia y densa, al tiempo que diversa y rica, obra académica, literaria, didáctica y divulgativa”, retrata Henrique Monteagudo.

En su extensa producción destacan sus estudios sobre la literatura, que con frecuencia atraviesan las fronteras entre los géneros didáctico y ensayístico. Entre sus contribuciones a la historiografía literaria sobresale el ambicioso esfuerzo de sistematización de nuestras letras plasmado en la Historia de la literatura galega contemporánea (1963), obra fundacional de los estudios literarios gallegos. En la segunda mitad de la década de los 70, Carvalho Calero, cambia su concepción de las relaciones entre el gallego y el portugués. Desde ese momento, pasa a defender una ortografía próxima a la portuguesa y el portugués como referencia fundamental del gallego estándar, y se convierte en el principal inspirador del reintegracionismo. A partir de esas fechas comienza a firmar como Ricardo Carvalho Calero.

En directo2