Boletín

INDUSTRIA

Navantia y Windar ultiman un contrato para construir 62 jackets en Navantia Fene para Iberdrola

Serán estructuras de tres patas al igual que las últimas realizadas para la empresa eléctrica española

Foto de archivo del astillero de Navantia Fene

Foto de archivo del astillero de Navantia Fene

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:20

La UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Navantia y la asturiana Windar Renovables, tiene previsto construir 62 jackets para un parque eólico marino que la empresa eléctrica Ibredrola tiene previsto implantar en la zona de costa de la bretaña francesa y denominado Saint Brieuc, de casi 500 MW de potencia, cuyas estructuras está previsto materializar en las instalaciones de Navantia Fene, que se ha convertido en los últimos años en una referencia en la elaboración de este tipo de estructuras, sobre las que se se asientan posteriormente la torre eólica y el aerogenerador.

Fuentes consultadas por Europa Press han trasladado que este nuevo proyecto, cuyo contrato se está ultimando, volverá a confiar en jackets de tres patas, al igual que ocurrió con en el último elaborado para Ibredrola, el de East Anglia One, y cuyas jackets están actualmente en fase de instalación, en las proximidades de la costa de Reino Unido, mientras que el primer proyecto elaborado para la empresa que preside Sánchez Galán, en el mar Báltico, en la costa de Alemania, el parque de Wikinger, y que ya está produciendo, cuenta con estructuras de cuatro patas.

TODAS LAS ESTRUCTURAS

La apuesta de la empresa naval pública española y la asturiana perteneciente al grupo Daniel Alonso ha sido muy ambiciosa, según han trasladado las fuentes consultadas, y gracias a ello han optado a la construcción de la totalidad de las estructuras de este proyecto, ya que tradicionalmente Iberdrola suele dividir estos contratos entre varios de sus proveedores, para asegurarse el cumplimiento de los plazos y una reducción en los plazos de entrega. Pero en esta ocasión, la totalidad de la jackets está previsto que se materialicen en las instalaciones de la antigua Astano, en el astillero de Perlío.

Por el momento no ha trascendido cuando se firmará el contrato entre las partes ni cuando se iniciará la fabricación, pero se estima que no será hasta finales de este año 2019 o principios del próximo cuando se comience con el proceso de fabricación, cuya construcción supondrá una importe carga de trabajo para Navantia y Windar, y en especial para las empresas de la industrial auxiliar que han venido trabajando en este tipo de contratos en los últimos años y que acumulan ya una importa experiencia, y que ha sido determinante para pujar por todo el contrato.

Lo más