Contrata a unos sicarios para matar a su marido y denuncia extorsión cuando fracasa el plan

Comienza en A Coruña el juicio contra una mujer y los tres hombres a los que pagó para acabar con la vida de su esposo

Echó en varias ocasiones una sustancia en el café del hombre para intentar adormecerlo

Audiencia Provincial de A Coruña

Audiencia Provincial de A Coruña

Redacción A Coruña

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 06 feb 2019

Denunció que la estaban extorsionando con amenazas de muerte a ella y a su familia, cuando en realidad estaba planeando acabar con la vida de su marido. Sucedió en noviembre de 2014. La acusada denunció a la Guardia Civil de Noia que le obligaban a entregar hasta 45.000 euros bajo la amenaza de hacerle daño a ella, a su marido o a su hijo. Se abrió una investigación por un presunto delito de extorsión.

En realidad, la mujer llevaba meses buscando a alguien que matase a su esposo. Contactó con los tres acusados, a los que pagó diferentes sumas de dinero, equivalentes a lo que después puso en conocimiento de la Benemérita.

Según el escrito del fiscal, en julio, meses antes de la denuncia, la acusada echó una sustancia en el café de su esposo para adormecerlo. Después, se trasladó a una rotonda en Cambre. Ella se subió al vehículo de uno de los acusados y los otros dos se hicieron cargo del coche en el que estaba el marido adormecido. No llegaron a perpetrar el crimen, pero sí robaron dinero y objetos por valor de 1400 euros. El hombre apareció aturdido en una pista forestal de Orto (Abegondo), y fue trasladado al hospital Universitario de A Coruña

En días posteriores, la mujer volvió a intentar adormecer a su marido, sin éxito. En noviembre, unos encapuchados aparecieron en la vivienda del matrimonio y huyeron después de que la víctima saliese con un palo para hacerles frente. Sería días después cuando la mujer acudió al cuartel de la Guardia Civil para denunciar una supuesta extorsión que, según el escrito del fiscal, no existía.

Para todos los procesados, la fiscalía pide penas de entre 12 años de prisión, por un asesinato en grado de tentativa. En el caso de la mujer, eleva la solicitud de pena a 14 años de prisión, por ese delito y otro de denuncia falsa.

Lo más