COPE

DEPORTIVO

Análisis de un bache

El Deportivo lleva un punto de nueve en tres partidos donde ha merecido más pero también deja aspectos a mejorar

Riazor

RCDeportivo

DeportesA Coruña

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:03

Lo avisaba Borja Jiménez cuando las cosas no podían ir mejor: llegarán las derrotas y los momentos complicados. El Deportivo empezó con cuatro victorias, con diez goles a favor y ninguno en contra, pero el entrenador era consciente de que el camino no iba a ser tan fácil y que el bache llegaría. Todos los equipos pasan por mejores y peores momentos durante las temporadas. El equipo blanquiazul lleva un punto de los últimos nueve, con dos derrotas y un empate. Analizamos las razones de esta serie de resultados, con aspectos a mejorar pero también con noticias positivas

DOMINIO DE LAS ÁREAS

El Dépor dominaba las áreas como nadie. En la contraria, su pegada hizo que el primer balón entre palos acabase dentro. Sólo ante el Badajoz tardó más de quince minutos en ver puerta. Su pegada era brutal. No le hacía falta generar mucho para marcar. Ante la SD Logroñés, en la primera parte, y contra el Real Unión durante todo el partido, los blanquiazaules crearon multitud de ocasiones, muchas muy claras, pero sólo lograron hacer un gol en cada encuentro. El porcentaje de efectividad ha bajado.

En el área propia, las pocas ocasiones que le creaban eran abortadas por Mackay, como la parada en Tudela que evitó el empate. Tampoco había cometido fallos tan graves como los del Stadium Gal. Además, en el duelo ante Unionistas, el Dépor encajó por primera vez y concedió más opciones que en partidos anteriores.

GOL ENCAJADO, PARTIDO NO GANADO

Casualidad o no, el Dépor ha ganado sus cuatro partidos cuando ha dejado su portería a cero. Si encaja, no vence. Contra Unionistas y Real Unión tuvo minutos para intentar llevarse el triunfo, pero, por falta de claridad en Salamanca y de efectividad en Irún, no fue capaz de llevarse los tres puntos. Queda fuera de este análisis la SD Logroñés porque su gol fue en el último segundo. El árbitro señaló el final y ni siquiera se sacó de centro.

NO TODO ES COMO EN IRÚN

La derrota del sábado es de las complicadas de explicar. Creas muchas ocasiones, mereces ganar con cierta tranquilidad y acabas perdiendo por dos fallos graves atrás. Pero ante la SD Logroñés y Unionistas no fue lo mismo. En Salamanca, el Dépor cayó con justicia. Se adelantó en el marcador pero, en el intercambio de golpes en la primera mitad, los charros remontaron y tuvieron oportunidades de ampliar el resultado. En la segunda, Unionistas salió a defender el 2-1 y el Dépor no fue capaz de superar el sólido bloque local. Tuvo el balón pero apenas inquietó al portero rival. El actual líder del grupo fue mejor en el cómputo global del choque. Contra la SD Logroñés, los de Borja merecieron ganar por ocasiones. Tuvo que decidir el choque en la primera mitad, pero en los últimos quince o veinte minutos, el equipo se echó atrás y permitió a los riojanos acechar el arco gallego. Empataron en el último segundo, pero ya pudieron marcar antes. El tramo final del Dépor no fue bueno, tal y como reconocieron técnico y jugadores.

CONSECUENCIAS EN LA TABLA

El Deportivo terminó la cuarta jornada como líder invicto del grupo. Tras tres partidos sin ganar, ha bajado a las cuarta posición, a cuatro puntos del primero (Unionistas) y superado por el Rayo Majadahonda y el Badajoz. Los blanquiazules suman trece puntos, empatado con el Racing de Santander, UD Logroñés, Celta B y el San Sebastián de los Reyes. Este último será el próximo rival del equipo coruuñés, el sábado a las 19 horas en Riazor

ASPECTOS POSITIVOS

En este tramo de tres duelos sin ganar también hay cosas positivas. El Deportivo ha marcado siempre, en todas las jornadas. La efectividad ha bajado pero siguen viendo puerta. Noel firmó en Irún su tercer tanto de la temporada. Miku lleva otros tres y Quiles, cuatro. La delantera blanquiazul tiene mucha pólvora. El canterano es el que mejor promedio lleva, con un gol cada veinte minutos. Sigue llamando a las puertas de la titularidad en un proceso en el que Borja pide paciencia para ir sacando lo mejor del atacante.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

También da la sensación de que se ha aprendido la lección de la temporada pasada. Tras el empate en casa del Compostela en la segunda jornada, el vestuario parecía un funeral, parecía que habían perdido el ascenso. La expectativas eran tan altas que cualquier tropiezo era visto como una debacle. Incluso victorias ajustadas eran ampliamente criticadas. Este año, la historia es diferente, incluso entre gran parte de la afición que, lejos de críticas feroces, se muestran moderadamente satisfechos con el inicio de temporada. El Dépor pasa un bache pero las alarmas no deberían encenderse todavía. Ganar el sábado disiparía dudas, reforzaría el trabajo que se está haciendo y evitaría cualquier atisbo de intranquilidad


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar