Proponen puntos públicos de lectura en Badajoz con 100.000 libros donados

Se pretende incentivar la lectura y luchar contra la marginación desde el arte y la cultura.

leyendo libro

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15 nov 2019

 La Asociación SOS Casco Antiguo Badajoz ha propuesto la creación de puntos de lectura en diferentes zonas de la ciudad gracias a una donación de cien mil libros, con los que pretende incentivar la lectura y "luchar contra la marginación" desde el arte y la cultura.

Las obras han sido donados por un particular al colectivo, que propone habilitar "sueñotecas", tal y como denomina a estos espacios de lectura, en parques, plazas, estaciones de tren y autobuses y hospitales.

La propuesta ha sido elevada a las instituciones con el objetivo de que pueda prosperar esta iniciativa en la capital pacense.

Para el colectivo iría más allá de los actuales proyectos "circunstanciales y efímeros" que sacan los libros a las calles.

El proyecto aboga además por un uso "imaginativo" del mobiliario urbano actualmente sin servicio, como quioscos cerrados, antiguas cabinas de teléfono o cuadros transformadores obsoletos, todos ellos habilitados como "pequeñas bibliotecas a pie de calle" a los que se sumarían nuevos módulos en los espacios donde esta transformación urbana no fuese posible.

En este sentido, explica que en otras ciudades se utilizan para estas iniciativas cabinas de teléfono en desuso -como las tradicionales británicas-, marquesinas de paradas de autobús, e incluso viejos tocones de árboles.

Pero además "se puede ser más ambicioso y perseguir la espectacularidad", en espacios como los parques del Guadiana y de La Legión o en la plaza de Cervantes, añade.

Otras posibles ubicaciones, según la asociación, pueden ser los parques de Castelar, Teresa de Calcuta, Bioclimático, Ciudad Jardín, El Progreso o San Fernando, los hospitales, la plaza de las Américas, el parque de ocio de San Roque, las estaciones de autobuses y tren, las asociaciones de vecinos del Cerro de Reyes y Suerte de Saavedra y el campus universitario.

Todo ello con un coste "muy reducido", buscando además la implicación de entidades, asociaciones, empresas y centros diversos.

Dada la cantidad de libros recibida, el colectivo ha trasladado también su propuesta a la Diputación de Badajoz por si tuviera interés replicarla en otras poblaciones de la provincia.

Lo más