Boletín

23 investigados

Operación de la Guardia Civil en Montijo contra la celebración de peleas de gallos

23 investigados en Montijo como presuntos autores de un delito de maltrato animal. Se han rescatado 64 gallos. 5 murieron a causa de las heridas. 

gallos

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:02

Este es el resultado de la operación 'Zaragallo' que la Guardia Civil ha desarrollado contra las peleas de gallos y apuestas clandestinas, y en la que además ha investigado a tres de estas personas por su pertenencia a grupo criminal que se dedicaba a organizar estas peleas.

En la operación también se han intervenido 64 gallos denominados "de pelea" propiedad de los investigados, algunos de ellos con numerosas heridas y amputaciones, y cuyo valor en el mercado podría alcanzar los 190.000 euros.

La operación 'Zaragallo' se inició cuando la Guardia Civil de Badajoz consiguió "suficientes indicios" para considerar que varios propietarios de gallos denominados "de pelea" se estarían reuniendo en un antiguo establecimiento hostelero ubicado en una finca del término municipal de Montijo "para realizar combates y apuestas clandestinas de estas aves", por lo que se establecieron dispositivos de vigilancia.

Así, en la tarde del pasado domingo, 7 de abril, los agentes detectaron la presencia de numerosas personas, algunos de ellos supuestos criadores-propietarios de gallos de pelea, que "podrían estar llevando a cabo en ese momento combates" en el citado establecimiento", por lo que realizaron la entrada, inspección y registro del local.

Un local en el que encontraron a unas 60 personas, algunas de ellas menores de edad, que presenciaban las peleas de gallos en el reñidero, por lo que los agentes identificaron a 23 personas por considerarlas responsables de éstas peleas.

Durante la inspección y registro del local, la Guardia Civil localizó jaulas y transportines con un total de 64 gallos, propiedad de los participantes, "algunos de ellos con heridas y amputaciones, síntomas evidentes de su participación en peleas", según relata la Guardia Civil en nota de prensa.

Todos ellos fueron intervenidos por los agentes y asistidos de las heridas sufridas por facultativo veterinario, quien no pudo salvar la vida de cinco de ellos, que fallecieron a causa de las heridas que presentabas.

Tras su atención el veterinario realizó un informe detallado del estado en que se encontraban las aves, que posteriormente fueron puestas a disposición de la Autoridad Judicial, quien ordenó su traslado a una asociación especializada en la recuperación de estas aves.

Además, la Guardia Civil intervino unos 2.000 euros de las supuestas apuestas que los asistentes estaban realizando, junto con la documentación existente que las confirmaba, así como medicamentos para la cura de las aves y otros útiles para manipular sus espolones.

Lo más