COPE

INCIDENCIA COVID-19

Extremadura quiere prohibir botellones y reuniones de más de 15 personas

El Gobierno regional ha enviado un informe de salud al poder judicial donde se pone de manifiesto que más de la mitad de los casos se producen en reuniones familiares.

vergeles

El Consejero de Sanidad José María Vergeles en el transcurso de la rueda de prensa.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:35

Extremadura quiere prohibir las reuniones privadas en domicilios con más de 15 personas y los botellones y para ello ha remitido al poder judicial un extenso informe de salud pública en el que se pone de manifiesto que más del 54% de los casos actuales de infección por Covid-19 en la comunidad autónoma con origen conocido tienen que ver con reuniones familiares.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha comparecido este lunes en rueda de prensa para hacer este anuncio y ha explicado que si la autoridad judicial no respalda el requerimiento de la Junta de Extremadura, estas medidas se publicarán igualmente como recomendaciones.

Vergeles ha reconocido que nadie podrá vigilar el cumplimiento de que en una casa se reúnen más de 15 personas, pero ha advertido de que si el Gobierno regional cuenta con el respaldo judicial y puede tramitar esta medida como prohibición, el saltarse esta medida podría ser considerado como una falta grave o incluso muy grave si como consecuencia de ello se produjera un brote y se demostrara que su origen está en encuentro en el que no se respetó este aforo.

En ese sentido, ha recordado que el Gobierno extremeño aprobó el mes pasado un decreto ley en el que se recoge la posibilidad de sancionar con multas que van desde los 3.000 a los 600.000 euros las infracciones consideradas como graves o muy graves por poner en riesgo la salud pública.

Ha puesto como ejemplo que si se demuestra que alguien es un "hipercontagiador" y no ha respetado las medidas establecidas, podría incurrir en una falta muy grave.

El consejero ha indicado que aunque Extremadura es de las pocas comunidades autónomas, "si no la única", en la que descienden los casos por coronavirus, con 16 confirmados ayer y 13 hoy, ha reconocido que agosto es un mes especialmente complicado porque vienen a la región muchas extremeños que viven fuera a pasar las vacaciones en sus pueblos de origen y son habituales las fiestas familiares para celebrar estos reencuentros.

"Esto no dejan de ser llamadas de atención que hacemos las autoridades sanitarias para controlar la pandemia", ya que "tenemos un problema y se podría agravar", según ha recalcado.

Se estima que alrededor de 300.000 personas acuden en verano a una región como la extremeña, que cuenta con una población que apenas supera el millón de habitantes, el mayor volumen de ellas en el mes de agosto, por lo que la Junta quiere adelantarse a los problemas que esta situación pueda ocasionar e insistir en la necesaria responsabilidad de todos para evitar los contagios.

José María Vergeles ha indicado, además, que la edad medida de los contagiados en Extremadura tras el estado de alarma se sitúa entre los 30 y los 50 años, a diferencia de otras comunidades autónomas donde los contagios se vinculan al ocio nocturno y afectan fundamentalmente a los jóvenes.

Aún así, se quieren prohibir también los botellones, por lo que si la medida cuenta con el respaldo judicial necesario, se establecerá una vigilancia especial para impedirlos y se hablará con la Delegación del Gobierno y con la Federación Extremeña de Municipios y Provincias (FEMPEX) para que actúen en ese sentido.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar