tercera modificación de créditos

València dedicará 21 millones de superávit a inversiones de mejora en los barrios y modernización de la EMT

El Ayuntamiento de València ha aprobado en pleno extraordinario, con los votos de gobierno -Compromís, PSPV y València en Comú- y la abstención del PP y Ciudadanos (Cs), una modificación de crédito de 62,2 millones que permite repartir el superávit para destinar 6 millones a amortizar deuda, 23,5 a expropiaciones por sentencia y el resto a inversiones nuevas en la ciudad.

PLENO

Redacción València

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:36

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado hoy la 3ª modificación de créditos extraordinarios y suplementos de créditos del Presupuesto de 2018, que permitirá dedicar los superávits presupuestarios a realizar inversiones de distinto carácter por todos los barrios de la ciudad «para mejorar la calidad de vida de los valencianos y valencianas», así como a dar continuidad al saneamiento de las cuentas de la Corporación, mediante la reducción de la deuda municipal. Así lo ha explicado el alcalde de València, Joan Ribó, momentos antes de comenzar la sesión plenaria extraordinaria.

Según ha explicado Ribó, se trata de «una modificación presupuestaria importante, pensada para que sea una inversión distribuida en muchas zonas de València, y para trabajar en la reducción de deuda». Los gastos incluidos en el III expediente de créditos extraordinarios y suplementos de crédito para el ejercicio 2018, aprobado hoy, ascienden a 26.797.468,27euros.

Entre las inversiones más destacables de la operación, se pueden señalar los 5,4 millones de euros que se van a destinar a la adquisición de autobuses de la EMT, en el marco de las denominadas ‘nuevas inversiones financieramente sostenibles’. Asimismo, la operación incluye otros 175.000 euros para la rehabilitación de los tinglados número 2, 4 y 5 de la Marina de València, que se prevé que sean cofinanciados conjuntamente con fondos FEDER de la Unión Europea.

Otras inversiones destacables, posibles gracias al acuerdo plenario, servirán para la construcción de jardines: se prevé dedicar un total de 423.611 euros a la adecuación de huertos escolares en Patraix, habilitación de palmeral y carril bici en la Gran Via Germanies, construcción de un parque de socialización de perros en La Torre, acondicionamiento y saneamiento de la plaza del Centenar de la Ploma, y adecuación de una zona infantil de juegos en las calles Heura-Mallorquins-Llanterna (en Ciutat Vella).

Se reserva también 1.000.000 de euros a las obras de urbanización en barrios, y 1.850.000 a la renovación de aceras y calzadas (que incluye reparación de puentes, pasarelas y supresión de barreras arquitectónicas en la vía pública). Además, se efectuarán también obras de construcción de instalaciones deportivas en Malilla por importe de 471.000 euros, y otro medio millón de euros para la reforma de mercados. Entre las partidas más destacables, se puede señalar también un montante de 300.000 euros previstos para el ajardinamiento y acondicionamiento de la plaza que acogerá el mercado del Rastro. Y, finalmente, cabe señalar una reserva de más de 630.000 euros para la rehabilitación de edificios en el barrio del Cabanyal-Canyamelar, en las calles de Sant Pere, Lluís Despuig, y Antonio Juan.

 La modificación de créditos extraordinarios y suplementos de créditos del Presupuesto 2018 se ha aprobado pese a la abstención de los grupos de oposición, Popular y Ciudadanos, que han coincidido en criticar el nivel de inversiones ejecutadas en lo que llevamos de mandato. «Tres años sin hacer nada y cuando queda un año se ponen en modo inversión», ha afirmado en su primera intervención Fernando Giner, de Ciudadanos, que ha «agradecido y reconocido» el esfuerzo impositivo de los ciudadanos y ciudadanas y ha señalado que «queda margen para bajar los impuestos». Giner ha afirmado que «se prometen inversiones que luego no se ejecutan».

Alfonso Novo ha asegurado que la ampliación del catálogo de inversiones financieramente sostenibles son el fruto de una reivindicación de todo el municipalismo español, para afirmar a continuación que «no lo podemos apoyar porque estamos seguros de que no lo van a poder ejecutar, de que no vamos a ver esas inversiones hechas realidad porque son incapaces de consumir la cantidad ingente que han tenido para inversiones en esta ciudad». Novo ha dicho que «de los 153 millones presupuestados para este año solo llevan ejecutados el 7’5%». También ha manifestado que «tienen 40 millones más que en el año 2015, pero lo único que les preocupa es el enfrentamiento con el Gobierno de España. ¿Para qué quieren más inversiones si son incapaces de gastarse lo que tienen?».

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, les ha reprochado a ambos que “aun estando de acuerdo no puedan decir que sí» a esta modificación «que aplicamos a inversiones financieramente sostenibles porque el Ministerio de Hacienda nos sigue obligando». Vilar ha criticado de forma especial al Grupo Popular «porque ustedes tiene un relato de pasado», y en este sentido ha recordado el porcentaje de ejecución presupuestaria de los ejercicios 2011: 67% de 148 millones; 2012: 56% de 105 millones y 2013:60% de 60 millones. «Sean prudentes porque esas cifras están ahí», ha afirmado Vilar antes de referirse a la «espectacular» amortización de deuda durante el primer trimestre de 2018, «que pasó de 559 a 514 millones de euros», o al aumento de ingresos municipales en el ejercicio 2017, «cuando había una previsión de ingresos de 787 millones de euros y se ingresaron 880 millones». Tanto Vilar como previamente Ribó han recordado «la cifra récord» de gasto del Ayuntamiento en 2017, con alrededor de 766 millones de euros.

Lo más