Boletín

Una treintena de carreteras cortadas por el temporal en Alicante y Valencia

carreteras cortadas gota fría

abc

Ana Matamales/Agencias

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:08

Un total de 34 carreteras permanecen cortadas siguen cortadas este viernes en la provincia de Alicante y el sur de Valencia, entre ellas la autovía A-35 en Villena y la N-340 en Orihuela, según el último parte del Centro de Gestión y Seguridad Viaria.

La comarca más afectada por los cortes es la del Bajo Segura, donde además de la N-340 están cerradas por las fuertes lluvias la CV-945 en Las Moreras; la CV-943 desde Los Montesinos a Torrevieja; la CV-942 de La Marquesa a la CV-940, que también está cortada desde el enlace de la AP-7 a La Sènia; la CV-935; la CV-925 en Pilar de la Horadada o la CV-923 de Bigastro al límite de la provincia de Murcia, cortada por desprendimientos.

También están cerradas la CV-920 en Benejúzar; la CV-916 en Raiguero de Bonanza; la CV-915; la CV-912; la CV-911, la CV-91; la CV-905; la CV-900; la CV-872 y la CV-871 en La Murada; así como las carreteras CV-869, CV-868 y CV-867 en la zona de La Matanza.

En el Baix Vinalopó está cortada la CV-865 en sentido Elche, por inundación. En l'Alt Vinalopó está cerrada la A-31 en Villena; la CV-657 de los kilómetros 14 a 16 por desprendimientos y corrimientos y la CV-809 en el límite provincial de Villena a Caudete.

En La Costera se han cortado la CV-651, la CV-660 y en La Marina Alta la CV-723 que va de Dénia a la N-332 por Els Poblets.

Otra de las comarcas más afectadas es la de la Vall d'Albaida, en la provincia de Valencia. Están cortadas la CV-652 y la CV-654 por desbordamiento de barrancos, como también las carreteras CV-660 y cv-668 en el entorno de Ontinyent y Fontanars dels Alforins. La CV-81 está también cortada en sentido A-7.

Lo más