COPE

CUMPLEAÑOS

Soplar velas en época de Coronavirus

Soplar las velas provoca que las bacterias presentes en una tarta sea hasta 14 veces superior que de normal

ctv-jfg-candles-4779351 960 720

Jesús López-Peláez

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19 jun 2020

¿Sabías que soplar las velas provoca que las bacterias presentes en una tarta sea hasta 14 veces superior que de normal?. Pues si, y si encima soplan varias personas esto puede terminar siendo una cifra muy superior. ¿Cómo se puede soplar velas en época de coronavirus de forma segura? Pues a Vicente Blanch, abogado de profesión, le surgió la idea en el cumpleaños de uno de sus sobrinos. "Llegó el momento de soplar las velas y todos querían soplar, incluso se hacían turnos e iban apagando las velas hasta 10 veces. Entonces pensé que eso no sería muy higiénico, ni saludable".

En el siguiente cumpleaños, decidió probar su teoría y colocó un film de plástico sobre la tarta. "Cuando lo quitamos, estaba lleno de saliva y también había restos de cera de las velas".

Así que se puso manos a la obra, contrató un diseñador y desarrollaron un cubretartas con pequeños orificios en la parte superior para colocar las velas.

Una idea que patentó en junio del año pasado, pero que se quedó en el cajón hasta el día que se decretó el estado de alarma por la pandemia de coronavirus. "Pensé que era el momento porque toda esta triste situación iba a cambiar los hábitos de higiene en general y en particular en el tema de los cumpleaños", señala.

De hecho, en redes sociales ya se han visto cumpleaños en los que las velas se apagaban con secadores de pelo o abanicos para evitar posibles contagios. Agobiado con la gran cantidad de ERTE's que llegaron a su despacho profesional, Vicente tardó una semana en localizar una empresa que le fabricara las primeras unidades de su cubretartas. "Las pedimos a finales de marzo, pero con toda la crisis y el cierre de empresas se ha ido retrasando todo", explica.

Hace una semana, llegó el primer pedido. 2.000 unidades que se vendieron en unas horas. "Con la desescalada, se han vuelto a celebrar cumpleaños. Todos tenemos ganas de celebrar y empezaron a pedirnos por Instagram, a través del boca a boca, y se agotaron en seguida", asegura.

Como ocurre con cualquier negocio, los inicios están siendo difíciles, y aunque las ventas han funcionado desde el primer momento, los beneficios son escasos. "Cada unidad solo cuesta tres euros en venta directa y yo he tenido que encargarme de gestionar los pedidos y la entregarlos con mi propio coche", asegura Vicente.

Pero este emprendedor valenciano, espera comenzar a rentabilizar su idea, después de llegar a un acuerdo con una pequeña cadena de supermercados y con varios hornos y pastelerías. "Es un producto que antes de la pandemia a lo mejor lo hubieran comprado una o dos personas de cada diez, pero ahora lo compran nueve de cada diez", explica.

Un interés que también ha comenzado ha llegarle de diferentes residencias de ancianos, donde se celebran continuamente cumpleaños. "Ahora no están para muchas fiestas con la trágica situación que están pasando, pero me han dicho que en cuanto mejore utilizarán el cubretartas".

Los cumpleaños del coronavirus

Vicente aspira a que su cubretartas se convierta en un producto de uso generalizado en los cumpleaños postcoronavirus. "El sueño sería que cuando alguien vaya a comprar una tarta, le digan con cubretartas o sin cubretartas", explica.

De momento la idea no deja de crecer, y el envoltorio cuenta con unas pegatinas que se pueden colocar en la parte superior para personalizarla y en los laterales para dejar dedicatorias de los invitados al homenajeado. "También estamos desarrollando una base para que sirva también para transportar la tarta de un sitio a otro y esté protegida", señala.

En un estudio que publicó en 2017 como investigador de la Clemson University (Carolina del Sur), corrobora que soplar las velas provoca que la cantidad de bacterias presentes en un tarta sea hasta 14 veces superior, en comparación con otras donde no se ha soplado. De esta forma, consiguió demostrar que el soplido es el medio por el que las bacterias de la boca de la persona que soplan pasan a la tarta y, de ahí, se tranmite al resto de comensales. "Yo no digo que el cubretartas impida que se produzcan contagios de coronavirus porque no lo puedo demostrar. Lo que sí que digo es que los hábitos han cambiado y este invento contribuye a que los cumpleaños sean más higiénicos y seguros", asegura Vicente.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar