Boletín

La policía nacional pone en marcha su dispositivo especial de fallas

La policía nacional nos explica cómo se establece el plan de seguridad para estas fallas.

Carles Villeta

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:42

En nuestra sección semanal “Policía, dígame”, una de las portavoces del cuerpo nos ha explicado cómo se va a disponer el despliegue policial durante las fiestas falleras. Quedará dividido en dos fases: la previa, hasta el día 14, y la crítica, entre el 15 y el 19.

En la fase previa, iniciada a finales de febrero, se intensifica la presencia policial en todos los puntos de mayor afluencia de público, como son los accesos a la plaza del ayuntamiento, en los momentos previos a la mascletá, así como durante el disparo, o al finalizar la misma.

En esas zonas aledañas a la plaza es importante colocar vehículos policiales que eviten avalanchas y ayuden a regular el flujo masivo de personas desplazándose todas a la misma hora.

En la fase crítica es cuando el dispositivo se intensifica ampliando su campo de acción a otras zonas de la ciudad, comenzando por las estaciones de metro y tren, con especial atención a la Estación del Norte, que incrementan notablemente su uso en estos días, o a las fallas más premiadas y visitadas. Otras zonas críticas son ambos lados del río cuando se disparan castillos de fuegos, o incluso el propio jardín, para el que se dispone de las unidades a caballo que facilitan poder patrullar en estas zonas.

Con la activación por parte de la Policía Nacional de este plan para Fallas se mantendrá el nivel de actuación policial que corresponde al nivel 4 de Lucha Antiterrorista, con especial atención a la lucha contra los hurtos y la mejora en la atención de las posibles denuncias.

No hay que olvidar que las bandas de carteristas también buscan “hacer negocio” aprovechando las normales aglomeraciones de gente en estas fechas, por lo tanto, hay que estar alerta con precauciones tan sencillas como llevar los bolsos colocados hacia delante, o abandonar esa costumbre de llevar las carteras o los móviles colocados en los bolsillos traseros del pantalón.

Son días en los que también pueden producirse despistes de menores que pueden extraviarse, por lo que resulta aconsejable identificarlos con algo tan sencillo como apuntar en el bracito o la muñeca, el teléfono de contacto de sus padres, y enseñarles que los policías están para ayudarles.

Lo más