#ElimpuestazodeRibó

El PP lanza un vídeo para denunciar la subida de impuestos municipales

El Grupo Popular propondrá articular un plan de pagos de impuestos y tasas a medida de los ciudadanos.

Vídeo

Isabel Moreno

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 13:55

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha presentado la campaña informativa que llevarán los populares a todos los barrios de la ciudad para que conozcan los ciudadanos la subida de impuestos y tasas aprobadas por el Gobierno de Ribó y PSPV. La campaña que el Grupo Popular quiere que llegue a todos los rincones tiene como lema “el impuestazo de Ribó” (#ElimpuestazodeRibó).

La campaña ya se ha iniciado manteniendo reuniones con vecinos y colectivos de la ciudad afectados por la subida. La finalidad de estos encuentros, “que están siendo muy positivos”, es asesorarle y recoger propuestas para mejorar la propuesta alternativa que presentará el Partido Popular a través de las alegaciones que realizará a las subidas de las ordenanzas fiscales y que tiene como objetivo conseguir que los ciudadanos paguen menos impuestos. Los populares presentarán reclamaciones a los incrementos que se aprueben el jueves en el pleno, donde el voto de los populares será claramente un NO a la subida.

Hasta la fecha se ha mantenido ya reuniones con colectivos como el Gremio provincial de carniceros (Grecarval), Mercado Central de Valencia, Asociación comerciantes Centro Histórico de Valencia, Asociación Comerciantes Benimaclet, Pymev, Fegreppa (Federacion panaderos), Gremio provincial libreros y Asociación de Comerciantes de Jesús-Patraix-Sant Isidre. Esta tarde la reunión será con los representantes de las familias numerosas para proseguir con los responsables del ocio nocturno, hosteleros, cafeterías y bares.

Para la campaña, el Grupo Municipal Popular ha elaborado un sencillo y claro video para explicar lo que va a significar la subida y el incremento de la presión fiscal que ha sufrido la ciudad de Valencia desde que gobierna Ribó.

Primeras propuestas del PP

De momento, los populares han anunciado hoy algunas de las propuestas que presentará en su alternativa. Catalá ha apuntado entre ellas una rebaja del 10% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), una bonificación del 50% del IAE a aquellas empresas que utilicen energías renovables y bonificación del 95 % del impuesto de plusvalías a las herencias.

También pedirá ampliar las bonificaciones a las familias numerosas, ya que es uno de los colectivos más afectados ya que son quienes casas y vehículos de mayores dimensiones que son los más penalizados. De hecho, esta tarde se reúne la portavoz Popular con la asociación de familias numeroso FANOCOVA.

También propone que se active un plan de pagos de impuestos y tasas a medida de cada ciudadano para paliar la alta presión fiscal del Ayuntamiento de Valencia desde que Gobierno Compromís-PSPV. Así los contribuyentes puedan elegir los pagos arreglo a su disponibilidad.

Catalá asegura que “son innecesarias estas subidas cuando el Gobierno de Ribó-PSPV apenas ejecutan las inversiones, ahora estamos sobre el 30%, cuando apenas quedan tres meses de acabar el año. Para el grupo Popular el dinero debe estar en los bolsillos de los ciudadanos para generar riqueza activando la economía, por ello no debe penalizarse a las familias con subidas como las planteadas ahora”.

La portavoz del PP ha asegurado que “somos la ciudad de España con mayor coeficiente del IBI, con solo Barcelona por delante de nosotros. Y la revisión catastral ya la activado Ribó, por lo tanto sino se reduce el coeficiente aún subirán más los recibos del IBI en próximos años”.

La subida ya la ha aprobado la Junta de Gobierno, formada por Compromís y PSPV, pero ahora tendrá que ratificarlo el pleno el próximo jueves. Catalá ha asegurado que “nuestro voto tanto en la comisión de Hacienda como en el pleno va a ser en contra. Aún tiene tiempo el Gobierno de Ribó de rectificar sus propuesta antes del pleno”.

Los incrementos desde 2015 de los impuestos y tasas han supuesto que los residentes de la ciudad de Valencia paguen 76 millones de euros más al año, es decir una media de 100 euros más al año. En el año 2015 la recaudación prevista por este concepto eran 308.640.000 euros, y en 2020 con la subida aprobada en la Junta de Gobierno, la recaudación será de 384.531.295 euros.

Sólo en impuestos directos (IBI, IAE y el IMPUESTO DE VEHÍCULOS) esta subida ha sido del 16% pasando de los 306 millones previstos en 2015 a los 357 millones de euros para 2020. El aumento de las tasas, precios públicos y oros también ha aumentado un 16% y los impuestos indirectos la subida se sitúa en un 62%, en los periodos de 2015-2020.

Catalá lamenta que “a cambio de estas subidas, los vecinos no recibimos mejores servicios. La ciudad está cada vez más sucia, y los índices de delincuencia más altos, han subido en el último trimestre el número de delitos un 6,5%. La inseguridad ciudadana cada vez es mayor, nuestras playas sufren cierres por no tener un plan de depuración y colectores en condiciones y cada vez es más complicado circular en vehículo por la ciudad”.

Sablazo a los comercios

Las familias pagarán un 3% más de media del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en 2020. Mientras que la tasa de vehículos subirá una media de 5% para los turismos, mientras que camiones y tractores aumentan un 14% de media y para los ciclomotores la media de incremento es de un 5% para el próximo año.

Uno de los colectivos más afectados por la subida de tasas e impuestos son los comerciantes. Catalá ha advertido que más de 1.550 comercios de Valencia pagarán un 13% más de IBI por la subida de impuestos de Compromís y el PSPV.

Los comercios valencianos se enfrentan a un “triple sablazo fiscal” que perjudicará notablemente sus negocios ya que todos los comercios verán aumentado sus recibos del IBI una media de 3%, además aquellos con un valor catastral superior a 278.512€ se les incrementará el recibo un 13% de media, llegando a pagar de media más de 1.386€ y los comercios con facturación superior de 1 millón de euros anuales tendrán que pagar el coeficiente máximo del Impuesto de Actividades Económicas (3,8%).

Aumento salvaje a terrazas de bares y cafeterías

Mientras, las cafeterías y bares verán subir sus pagos al Ayuntamiento con hasta 600 euros más al año. Verán incrementada la tasa por ocupación de la vía pública en terrazas, mesas y sillas de una media del 5%.

Catalá ha criticado que la subida de impuestos afecte especialmente a la actividad económica. En este sentido, ha informado que “desde que gobiernan Ribó y los socialistas la tasa de terrazas de las cafeterías, bares y restaurantes se ha incrementado un 128% en la zona centro y un 75% en la zona 2 del resto de barrios”. En concreto, un establecimiento del centro pagaba con el PP 38,85€ por m2 y ahora pagará 88,89 euros por m2, mientras que uno de la zona 2 pagaba con el PP 28,62€ por m2 y ahora pagará 42,99€.

Esta nueva subida se suma a la que ya realizaron en 2016 y que perjudica a muchos pequeños establecimientos del centro de la ciudad. “Estas subidas castigan a pequeñas cafeterías y bares, regentados en su mayoría por autónomos, que volverán a sufrir un nuevo incremento injustificado de sus gastos”, explicó Catalá.

Otra de las subidas que afectará a todos los vecinos es el recibo del agua y alcantarillado que aumenta una media de un 105% para los autónomos y empresas. Mientras el ICIO (Impuesto de Construcción) la evolución desde 2015 hasta 2020 ha sido de un 250%. Está subida repercutirá tanto a las personas que quieran mejorar sus viviendas o comercios, así como a la construcción de nuevos edificios.

Renunciar a las inversiones

El año 2018 la Comunitat Valenciana lo cerró con un 18% menos de inversiones extranjeras. Ahora medidas como la subida del IAE en la ciudad de Valencia puede provocar que muchos inversores elijan otras ciudades donde asentarse.

Todas las empresas de la ciudad que tributan por el IAE se verán afectadas en el año 2020 por este incremento, ya que las subidas van desde 0,10 a los cerca de 0,70 puntos de aumento. Con esta subida del IAE el Ayuntamiento de Valencia se traduce según el estudio financiero en un incremento de más 3 millones de euros que tendrán que pagar las empresas situadas en la ciudad. La media que pagarán en 2020 las empresas por el IAE es de un 14% más.

La subida al máximo legal permitido afectará a más de 1.000 empresas instaladas en Valencia, que además son aquellas que más riqueza y empleo generan en nuestra ciudad. Pero en total afectará a cerca de 8.000 empresas la subida del IAE.

Lo más