PLAN NAZARET ESTE

El derribo del muro entre el puerto y Nazaret da inicio a la recuperación de este espacio para el barrio

Se ha hecho de forma simbólica pero ya es un paso más para poner en marcha ese convenio por el que se destinarán para uso ciudadano 230.000 m2.

Vídeo

 

Redacción València

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:13

«Hoy culminamos unos acuerdos firmados hace más de 32 años: es un día muy importante que supone, de alguna manera, una compensación para el barrio de Nazaret». El alcalde de València, Joan Ribó, y el presidente de la Autoridad Portuaria de València, Aurelio Martínez, han firmado el convenio para la construcción del Parque Desembocadura, y han procedido a derribar el muro donde se habilitará el futuro Parque de la Desembocadura.

El pasado viernes, el alcalde asistió a la reunión del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria en la que se aprobó el Plan Especial Nazaret Este, «y hoy hemos querido representar simbólicamente dicho acuerdo rompiendo este muro que va a dar acceso de manera inmediata al vecindario de la zona y a toda la ciudadanía a una zona verde, que era una de las grandes reivindicaciones vecinales», ha recordado el alcalde Joan Ribó. De hecho, los trabajos de adecuación de una zona verde provisional sobre lo que será el futuro parque empiezan ya mismo, para que las y los residentes en la zona puedan disfrutar ya de esta dotación mientras se ejecuta el futuro Parque.

Van ser cuatro los agentes con una intervención directa en este terreno recién recuperado para la Ciudad. El Puerto asume las tareas de desbrozado, limpieza y aportación de agua; la concejalía de Parques y Jardines acomete la adecuación de los jardines y de los caminos ubicados en la zona límite con la antigua playa; la Fundación Deportiva Municipal será la encargada de la instalación de aparatos para la realización de ejercicios biosaludables, y los vecinos de Natzaret llevarán a cabo una plantación popular de arbolado.

Desde la Concejalía de Parques y Jardines ya se ha trabajado, junto a las entidades vecinales, en las labores de planteamiento de caminos y plantación de árboles, que fueran coherentes con el futuro diseño de la estructura del parque, ha explicado Ribó. El diseño inicial incluirá también una zona de ejercicio dotada con aparatos biosaludables. De manera paralela, se va a impulsar el diseño de general del Parque, cuya superficie total alcanza las 8, 6 hectáreas, junto al que se adecuará un área deportiva.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez ha destacado esta iniciativa, «que va a suponer un tremendo empujón a Natzaret, porque no solamente ser dispondrá de una nueva zona deportiva, sino también la movilidad que va a tener, los niños y las niñas que se van a formar o el parque que van a disfrutar ciudadanos y ciudadanas». Martínez ha subrayado que el acuerdo también contempla una pequeña zona reservada para usos portuarios, con el objetivo de atraer más actividad económica; y otro espacio para formación específica en temas portuarios y marítimos.

La firma del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de València y la Autoridad Portuaria, con posterior derribo del muro de las antiguas instalaciones de la fábrica Moyresa, ha reunido a las representantes de la Corporación Municipal Pilar Soriano, Maite Girau, además de Sandra Gómez, Vicent Sarrià, Glòria Ttello o Alfonso Novo, y también a numerosos vecinos y representantes de las entidades vecinales de Natzaret. Un barrio muy afectado por la ampliación del Puerto que lleva varias décadas reivindicando la desaparición de unas instalaciones industriales que dejaron de funcionar en 2012, después de una larga negociación con la Autoridad Portuaria, aunque contaban una concesión administrativa que no caducaba hasta 2027.

MÁS 63.000 METROS CUADRADOS DE JARDÍN

Tras la firma del convenio propiamente dicho, que pone a disposición de la ciudad de València 63.308 metros cuadrados que conformarán el Área I del Parque de Desembocadura, el alcalde Joan Ribó, seguido del presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, y de representantes vecinales como Julio Moltó, han logrado abrir a mazazos el primer y muy simbólico boquete en un muro cuya desaparición estuvo en el embrión del acuerdo suscrito ya entre el Ayuntamiento de València, del que era alcalde Ricard Pérez Casado, y el Puerto, ya en el año 1986.

Está previsto que el ajardinamiento de esta zona recuperada para la ciudad pueda ser ajardinada y ser accesible a la ciudadanía para su disfrute, aunque de forma provisional, dentro de unos pocos meses. Dentro de estos 63.308 metros cuadrados estará ubicada la zona reservada para uso terciario, que contempla la construcción de tres fincas de cinco alturas y una de siete alturas, con un total de 25.000 metros cuadrados de techo.

El convenio establece el régimen de utilización por parte del Ayuntamiento del València de la porción de dominio público portuario ubicado en el área este del Barrio de Natzaret, ámbito del área sur de la zona de servicio del Puerto de València, concretamente de una franja de terrenos que la zona denominada Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP). El futuro Plan Especial de la Zona Sur-1 (Nazaret Este), actualmente en fase de elaboración, prevé que dicha zona se destine a la creación de un nuevo gran parque público, aguas abajo del Puente de Astilleros, el futuro Parque de Desembocadura del Túria.

Según el acuerdo firmado, la Autoridad Portuaria de València pone a disposición del Ayuntamiento de València, de forma gratuita y mediante la correspondiente acta de replanteo y entrega, los terrenos necesarios para ejecutar la urbanización definitiva del Parque de Desembocadura del Túria, y las Áreas B1 y B2 que figuran en el plano “Contorno de acondicionamiento provisional, necesarias para completar la zona de Acondicionamiento Provisional. Asimismo, deberá garantizar el uso público de los terrenos ocupados por el Parque, que serán de libre acceso para la ciudadanía, de forma gratuita; y el acceso libre y permanente del personal del Ayuntamiento de València para las tareas el mantenimiento y conservación, limpieza y vigilancia.

Por su parte, el Ayuntamiento de València se compromete a la redacción del proyecto de urbanización definitiva del Parque de Desembocadura, y su ejecución, cuyas obras se ejecutarán en sucesivas fases acompasadas a la construcción del sistema de colectores. También se encargará el Ayuntamiento del mantenimiento y conservación, limpieza y vigilancia del Parque; y de la ejecución de las obras y actuaciones relativas al acondicionamiento provisional de la zona de servicios portuaria (Contorno de acondicionamiento provisional).

El parque incluirá zona de actividades lúdico-deportivas: (instalaciones deportivas, infantiles, biosaludables y de training, así como juegos complementarios); mobiliario de recreo (mesas colectivas, paelleros, mobiliario de descanso y mirador); infraestructuras (colaboración en la recuperación de los pozos, casa de aperos para los huertos y murete de separación, fuentes y aseos) y señalización horizontal de recorridos y señalización puntual de elementos singulares.

El convenio entrará en vigor mañana martes, con un periodo de vigencia de 25 años, prorrogables otros 25 más, por acuerdo expreso de las partes.

Lo más