COPE

DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

El covid-19 también pasa factura a los pacientes oncológicos

Al retraso de las pruebas diagnósticas se añade el aumento del malestar emocional y la vulnerabilidad social de los hogares de los pacientes que sufren la enfermedad

Día muncial del Cáncer

AECC Valencia

Ana Matamales

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:03

“La emergencia hospitalaria provocada por el coronavirus ha agravado otra emergencia ya existente: la emergencia en cáncer”. Con esta afirmación Tomás Trénor, presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer de Valencia(AECC Valencia), ha alertado de la situación que ha ocasionado la COVID-19 en el colectivo de pacientes a la luz del último informe ‘Impacto de la pandemia en las personas afectadas por cáncer en España’.

En primera instancia, el informe señala el impacto del coronavirus en el diagnóstico y atención de las personas con cáncer. AECC, junto a otras sociedades científicas, ha advertido del retraso en el diagnóstico del cáncer especialmente en la primera ola en la que se paralizó los programas de cribado y en la Comunitat el 21% de los pacientes sufrió restrasos en el diagnóstico o no fue diagnosticado en un primer momento

Mayor concienciación ciudadana en la detección precoz

Desde la perspectiva del vicepresidente de la entidad, el doctor Antonio Llombart, esta situación preocupa especialmente en regiones en las que ya era baja la participación en pruebas para el diagnóstico del cáncer, como es el caso de la Comunidad Valenciana. “El Instituto Nacional de Estadística contabiliza a más de 698.300 valencianos de entre 50 y 69 años que no se han realizado el test de heces, lo que supone que un 55,1% de la población de riesgo no se ha efectuado una prueba que permite la detección precoz del cáncer de colon. Por lo que respecta a las citologías para el diagnóstico de cáncer de cuello de útero, somos la tercera comunidad autónoma, por detrás de Andalucía y Cataluña, con mayor número de mujeres que nunca se han realizado esta prueba sumando, en total, 640.100 mujeres. A largo plazo, esto supone un menoscabo en el diagnóstico y, como consecuencia, una reducción significativa de la supervivencia en cáncer, además de un incremento notable del coste de la enfermedad a medida que los tumores avanzan de fase”.

El informe señala reducciones significativas de pruebas diagnósticas como las citologías, que han descendido un 30%, y las biopsias, con una bajada del 23,5%. Con respecto a los tratamientos en los hospitales, se advierte en menor medida de una disminución del número de pacientes tratados con quimioterapia y radioterapia durante los momentos más duros de la pandemia, reduciéndose un 9,5% y un 5% respectivamente.

Malestar emocional y vulnerabilidad económica

La situación provocada por la pandemia también ha incrementado el malestar emocional de las personas con cáncer, que va en ascenso. “Los pacientes más susceptibles a padecer estos trastornos son menores de 30 años, con diagnóstico reciente, en situación de desempleo o con ingresos inferiores a 1.100 euros, a los que se les hace difícil gestionar la información en medio de la COVID-19”, explica Helena Alloza, gerente de AECC Valencia.

Uno de los problemas asociados al malestar emocional es la soledad no deseada: un 40% de las personas con cáncer se han sentido solas en este tiempo de pandemia. Según el Observatorio Nacional del Cáncer, en la Comunidad Valenciana 34.673 pacientes viven solos, situándose las personas con más de 60 años como el grupo más numeroso que atraviesa esta circunstancia en soledad.

Además del miedo al contagio, otra de las principales preocupaciones de los hogares con cáncer es de tipo económica. Según el informe nacional que se ha presentado hoy, el 46% de los hogares reconoce que la situación económica familiar ha empeorado desde la irrupción de la COVID-19. De hecho, un 17% de estos asegura no ha podido recuperarse después de la primera ola.La Comunidad Valenciana es la tercera con mayor número de personas con cáncer en esta situación o incluso peor: dos de cada cinco valencianos (41,66%) con cáncer y sin trabajo no reciben prestación por desempleo resultándoles difícil hacer frente a los gastos que implica la enfermedad, entre 100 y 300 euros al mes por núcleo familiar.

“El servicio de Atención Social de AECC Valencia se encuentra con pacientes de entre 50 y 60 años que están más preocupados por alimentarse bien o seguir pagando gastos básicos que por las propias consecuencias de los tratamientos. Si a esto se le suma precariedad laboral, pueden llegar a situaciones en los que resulta extremadamente difícil mantenerse. Por ello reforzamos las ayudas económicas de emergencia a comienzos del pasado año”, explica Helena Alloza.

Un Acuerdo frente al cáncer

Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, la Asociación ha reclamado un Acuerdo Contra el Cáncer para dar una respuesta común ante la situación de los pacientes, ya frágil de por sí y empeorada con la COVID. Por ello, la entidad ha lanzado una recogida de firmas para alcanzar este Acuerdo con el que dar respuesta a las necesidades de los pacientes con cáncer y sus familias, aspirando a conseguir no solo más visibilidad, sino que el cáncer se sitúe como prioridad dentro de las políticas públicas nacionales y autonómicas. Se puede acceder al manifiesto detallado y firmarlo a través de www.acuerdocontraelcancer.com.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar