COPE

El Arzobispo de Valencia, con el Cristo de Medinaceli en los hospitales: "Dios está con los que sufren"

El cardenal Antonio Cañizares acompañó en el asiento del copiloto en el “maremóvil” a la imagen del Cristo de Medinaceli

ctv-ijf-cristo-medinaceli-int2

Luis M.Agudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:26

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, acompañó ayer en el asiento del copiloto en el “maremóvil” a la imagen del Cristo de Medinaceli de la Semana Santa Marinera, también conocido como “Cristo de los cautivos” en su recorrido por las calles de Valencia en el que se acercó a residencias de ancianos, cementerios, hospitales y al centro penitenciario de Picassent.

La iniciativa del recorrido, promovida por el propio cardenal como “gesto de cercanía con los que sufren”, incluyó también centros de refugiados y lugares de atención a desfavorecidos, así como una clínica de Valencia especializada en abortos.

Precisamente, el cardenal reflejó esta visita en su homilía de ayer tarde en la Catedral de Valencia en los oficios del Viernes Santo, al señalar cómo "con dolor inmenso pasaba ante una clínica abortista y me venían también las palabras de Cristo en la cruz: '¡Padre, perdonalos porque no saben lo que hacen!".

“Esta mañana cuando acompañaba a la imagen de “Cristo cautivo” me preguntaba ¿Dónde está Dios? Y ahí está, visitando a los enfermos, a los pobres, a los moribundos, visitando los hospitales y también las clínicas abortistas donde estarían matando en esos momentos seguramente algún niño inocente, sin ninguna defensa, ahí está Jesús, ahí está Dios, visitando tanto dolor, visitando también donde estaba dándose de comer también a quienes nada tienen que comer en sus casas… ahí está Dios, asumiendo el sufrimiento de los hombres, al lado de ellos, asumiendo el calvario de nuestros días”.

Igualmente, Juan Agustín Blasco, presidente de la Cofradía de Jesús de Medinaceli, destacó que “hemos ofrecido esta salida tan especial no sólo por todo el dolor causado en la pandemia, para que podamos transformarlo en gracia y misericordia, sino también por tantas vidas humanas abortadas y también por los futuros fallecidos como consecuencia de la recién aprobada Ley de la Eutanasia, por lo que si hacemos siempre una llamada a la defensa de la vida, hoy lo hacemos sobre todo en el momento de la muerte del Señor”,

Después de acudir al centro penitenciario de Picassent a primera hora de la tarde, el recorrido finalizaba en la propia Basílica de la Virgen, donde se abrieron las puertas de bronce de los pies del templo, para que la imagen del Cristo de Medinaceli quedara cara a cara, desde el interior del maremóvil, por unos instantes con la de la Virgen de los Desamparados.

El itinerario seguido por la comitiva no se ha hizo público previamente y se llevó a cabo “sin realizar paradas para evitar en todo momento que hubiera aglomeraciones de fieles al paso del 'maremóvil' con el Cristo, cuya imagen no fue bajada del vehículo”, según Blasco, que destacó la colaboración y coordinación, en este aspecto, con la Hermandad de Seguidores de la Virgen.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar