GRAVE RIESGO

Ante el anuncio del nuevo gobierno de permitir abortar a menores de 16 años sin consentimiento paterno

Aparte de sacrificar una vida humana, pone a las adolescentes en situación de riesgo, según la UCV

Imagen Pro Vida

ABC

UCV/LMA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:40

Hoy prometen sus cargos los integrantes del nuevo Gobierno de PSOE y Unidas Podemos que, entre otras medidas, ha anunciado que volverá a la ley de plazos de Zapatero para permitir que las menores de 16 y 17 años puedan abortar sin el consentimiento paterno.

Ante esta situación, el Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Valencia (UCV) ha advertido que “lejos de ser una medida liberadora y promotora de los derechos de la mujer, pone a las adolescentes en una situación de riesgo”.

“Privar a estas jóvenes de la necesidad de contrastar, en momentos de angustia, con personas que pueden ofrecerles alternativas, principalmente sus propios tutores o padres, significa ensanchar la autopista hacia el aborto y no va a contribuir para nada a reducir las cifras, que siguen siendo catastróficas y que se han incrementado este último año”, ha subrayado el director del Máster de Bioética de la UCV, Julio Tudela.

Los estudios más robustos científicamente y que se ha realizado con muestras mayores, según afirma este experto, afirman que la práctica del aborto voluntario en adolescentes provoca secuelas de orden psicológico durante el resto de su vida, más aún, si el aborto se repite. Por ello, “las mujeres que han repetido abortos tienen mayores riesgos de sufrir trastornos, y, cuanto antes se practique el aborto, el riesgo es mayor. Por tanto, estas medidas que pueden tener consecuencias nefastas para la mujer habría que evitar realizarlas en fase de adolescencia e inmadurez porque los riesgos se incrementan en estos casos”.

Por su parte, Justo Aznar, director del Observatorio de la UCV, asegura que esta ley “conculca los derechos de los padres respecto de la educación de sus hijos, separa a los padres de su hija en un momento que puede ser el más difícil de su vida”.

“Se están poniendo las medidas para facilitar el aborto cuando las medidas deberían centrarse en prevenir el embarazo adolescente para que no se llegue a estas situaciones. Hay que fomentar la prevención con ayudas sociales, información y una educación sexual ajena a la actual, que únicamente está enfocada al hedonismo sin ver la profundidad del amor humano. Para evitar los abortos la juventud debe ser educada desde otra perspectiva”, ha expresado el director del Observatorio de Bioética.

“Pensar en lo que hay que hacer solo cuando se ha producido el embarazo no deseado es una política muy limitada y mal enfocada. Para evitar los robos lo importante no es el castigo o los medios técnicos que se pongan para impedirlo, sino no robar. El fondo de la cuestión es de un orden filosófico, antropológico, sociológico y teológico muy profundo; mucho más que la legislación respecto de abortar a los 16 años con el permiso o no de los padres. Esto amplía el horizonte de lo que significa la proposición de estas leyes en contra de principios muy elementales en la vida familiar y el bien de la sociedad”, ha añadido.

Por todo ello, Aznar ha remitido al acompañamiento a la mujer: “En lugar de favorecer el aborto -que siempre es terminar con la vida de un ser humano, sea la que sea la edad de la madre embarazada- lo que debe hacerse es conceder ayudas sociales a estas jóvenes para que no tengan que recurrir al aborto y después puedan continuar con sus estudios”.

Lo más