ENTREVISTA COPE

“Llegué a llorar en Eindhoven. Fue una época muy dura”

Toni Lato recorre en Deportes COPE su carrera deportiva. El sueño de jugar en el Valencia CF, la pesadilla en el PSV y la ilusión recuperada en CA Osasuna.

Audio

Hugo BallesterValencia

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 16:47

No es el primero ni será el último. Un futbolista que, durante un momento de la entrevista, el recuerdo de un pasaje ingrato de su carrera le lleva a quebrarle la voz. Un golpe al alma por pensar en lo vivido y rememorar aquella angustia que uno preferiría enterrar en lo más profundo de su ser. Ha pasado otras veces, pero no por ello deja de resultar impactante. Más si cabe cuando hablamos de un chico noble, tímido y cercano de apenas 22 años y al que, por su forma de ser, nos resulta casi familiar. Porque siempre ha caminado entre nosotros, porque no presume con altanería, porque huye del estereotipo preestablecido. Porque es el bueno de Toni. O Lato, de La Pobla de toda la vida. Escuchar cómo se rompe por dentro recordando el episodio de Eindhoven invita a pensar, en lo mal que lo tuvo que pasar todo ese tiempo alejado de los suyos, familiares y amigos. Sin poder disfrutar de su pasión y sin una explicación a tanto sufrimiento. “En ciertos momentos llegué a llorar. Era una situación en la que no podía hacer nada por seguir disfrutando, por seguir jugando. Era a lo que iba y lo que me gusta hacer”, explica Toni Lato en Deportes COPE.

"Recuerdo mi primer día en Paterna. No paraba de llorar"

Toni Lato (La Pobla de Vallbona, 1997) nació con un balón bajo el brazo. Su abuelo, su padre, su tío y su hermano le inculcaron la pasión por el fútbol desde la cuna. Incluso su madre, fue pionera en el fútbol femenino valenciano. Sus primeros pasos los dio en el histórico club del pueblo, el Atlético Vallbonense. “Me he criado allí, mi abuelo estaba en la directiva y era mi entrenador de pequeño”. Precisamente su abuelo, fue la persona que decidió llevarlo a probar al Valencia CF. Tenía solo seis años y su primer recuerdo en la Ciudad Deportiva de Paterna fueron las lágrimas de un niño en un mundo desconocido. “Me acuerdo que no paraba de llorar. Era muy tímido y todo era nuevo para mí. No quería entrar en la Ciudad Deportiva y fue mi abuelo el que insistió. Tenía seis años. Era prebenjamín de segundo año. Fui con un compañero mío, Iván, porque habíamos jugado contra el Valencia CF con el Atlético Vallbonense. Allí estaban Carlos (Soler), Pedro Chirivella”. Pese al llanto propio de la edad, Lato ya no saldría de las instalaciones; la blanquinegra sería su camiseta. “Tuve varios entrenadores. Álex fue espectacular, Rubén Mora también, con el que luego coincidí en la etapa juvenil. O Titín, con el que me enfandé porque me puso de lateral… (ríe)”.

Dos jovencísimos Lato y Soler ya con el Valencia CF

Dos jovencísimos Lato y Soler ya con el Valencia CF

De la factoría Paterna recuerda todo el talento que allí se encontró. En especial, Carlos Soler, con quien compartía demarcación en la delantera. “Carlos (Soler) jugaba en punta y los dos no podíamos jugar ahí. Yo retrasé un poco mi posición y me pusieron en banda”, recuerda Lato durante la entrevista.

Toca revivir lo sucedido el verano pasado. Lato pasa de ser traspasado al PSV Eindhoven a quedarse en el Valencia CF. De ser vendido a los Países Bajos a renovar con el club de su vida. De no aceptar la cesión el club holandés a firmarla. Todo en cuestión de un par de días. “Fue un poco rara la situación. Me iba traspasado porque no llegamos a un acuerdo. Y de la noche al día siguiente cambió todo. Renovábamos en el Valencia CF, en casa, lo que queríamos y salía cedido para crecer y evolucionar”. Y añade. “Mi teléfono echaba humo. La familia estaba conmigo, apoyándome en todo momento. Y mis amigos también. Me pilló de vacaciones todo el proceso con ellos. Pasamos de no conseguir lo que queríamos… a lograrlo. Al final fue una situación extraña. Fue un caos porque cambió varias veces la situación pero sirve para coger experiencia y madurar”, reflexiona con la perspectiva del tiempo. “En principio iba comprado. Pasé a ir cedido. No querían la cesión, al día siguiente sí que la quisieron. Y llegué allí y no era como lo esperaba. A los tres días ficharon a un central-lateral, pasé a estar medio apartado. Fue muy difícil. Dejé a mi familia, a mis amigos… fue una época dura. Viajaba mucho a Valencia para ver a la familia y reponer fuerzas. En diciembre tuve varias opciones y decidí venir al CA Osasuna”, sentencia Lato.

Jugó con Osasuna en el Pizjuán

Jugó con Osasuna en el PizjuánFoto: LaLiga

Tras el calvario sufrido durante meses, Lato recuperó la ilusión en Pamplona. Buen equipo, buen ambiente y un gran vestuario. Tenía tantas ganas de gustar… que a las dos semanas se lesionó de gravedad. “Pasas una situación difícil en otro sitio y quieres volver a agradar, divertirte, hacer lo que más te gusta. Cambiamos la dinámica, de entrenamientos… y fue un poco de todo, se juntó y esas ganas me pudieron un poco. Tuve una rotura para un mes y no pude entrar en el equipo. Y cuando tuve confianza y la oportunidad de jugar, llegó la cuarentena”.

Allí, comparte vestuario con Nacho Vidal, Rober Ibáñez o Rubén García. “El clan de los valencianos nos llaman. Dicen que estamos invadiendo a los navarros (ríe). Hay un grupo aquí fantástico y me alegra estar aquí con ellos y disfrutar”.

Apenas tuvo oportunidades en el PSV Eindhoven

Apenas tuvo oportunidades en el PSV Eindhoven

Durante todo este recorrido con altibajos constantes, Toni Lato se ha sentido muy querido y valorado por el Valencia CF. Y no deja pasar la oportunidad para agradecerlo. “El Valencia CF en todo momento ha estado muy pendiente de mí. Anil (Murthy), César (Sánchez), Miguel Ángel (Corona)… saben lo que he pasado y me han apoyado. Se agradece mucho. Espero acabar el año de la mejor forma para devolverles la confianza depositada en mí. Con Lim he tenido poco trato. He tenido más trato con Anil, la persona de conexión entre Peter y yo. Estoy muy agradecido tanto a él como a Peter de cómo me han tratado, me han llamado en ciertos momentos, etc…”.

Tal y como venimos contando en la Cadena COPE, el Valencia CF tiene un sitio guardado para Lato. La intención es que se sume en pretemporada al grupo para comprobar que tiene cabida en el equipo. Para él, se trata de conseguir su sueño. “Sí, toda mi vida ha sido ese el objetivo y mi sueño. Tuve una época que no disfrutaba de los minutos que podía tener. Salí cedido para evolucionar y volver a casa de la mejor forma para disputarle el sitio a quien esté”, sentencia Lato.

Hay jugado Liga, Copa, Champions League y Europa League con el Valencia CF. Y tiene claro cuál es su mejor recuerdo. “Me quedo con el partido en el Bernabéu. El primero. Porque cumplía 10 partidos con el primer equipo y eso supuso formar parte de la primera plantilla. Fue el que más me marcó. Mi contrato pasaba a ser profesional y me quedo con ese”.

Lato sueña con volver a la selección y disputar el Europeo sub-21. También desea terminar estas 11 jornadas de Liga que restan para volver a saborear aquello que le apasiona. Y anhela regresar al Valencia CF para continuar con el sueño de aquel niño de seis años que salió de La Pobla de la mano de su abuelo para triunfar en el club de su vida. Atrás quedó la timidez y las malas experiencias en la vida que dejaron cicatriz. Lato solo quiere pelear por su futuro.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar