Pere Fuset será juzgado por la muerte de un operador de Viveros

El juzgado de Instrucción 18 de Valencia, que ha llevado la investigación del suceso, ha dictado un auto por el que abre juicio al edil

Pere Fuset

COPE Valencia

Ana Matamales

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:50

El concejal de Fiestas, Pere Fuset, se sentará en el banquillo de los acusados por la muerte del montador de unas gradas para los conciertos en Viveros. El juzgado de Instrucción 18 de Valencia, que ha llevado la investigación del suceso, ha dictado un auto por el que abre juicio al edil. Será el primer concejal, tras el cambio de Gobierno en el Ayuntamiento, que sea juzgado, según ha publicado Las Provincias

La Fiscalía no ha variado su postura a lo largo del procedimiento y no le acusa por homicidio imprudente. Es la acusación particular, que representa a la familia del fallecido, la que persigue penalmente al responsable de Compromís. Le pide cinco años de cárcel. Tanto el juez instructor como la Audiencia sí respaldan la existencia de indicios de criminalidad contra el edil. Consideran clave la carta que el propio concejal envió a los organizadores del evento en la que imponía la empresa que debía instalar las gradas le convierte de facto en un 'promotor' del evento, tal y como explicaron en su día fuentes judiciales. «Tomó la decisión de su realización -se refiere a las gradas- al margen de la legalidad y despreocupándose de las medidas de seguridad para los trabajadores», llegó a resolver la Sala para responder al recurso contra el procesamiento de Fuset.

El edil, en su recurso, señalaba que él, como concejal, no decide el tipo de contratación, ni los procedimientos y que sigue siempre el criterio de los técnicos. Argumentación insuficiente para los magistrados desde el mismo momento que envió esa carta con la imposición de unas condiciones y con tal premura de tiempo, apenas unos días antes del evento, que no se adoptaron las pertinentes medidas de seguridad.

Los hechos que han dado lugar a este caso ocurrieron el 27 de junio de 2017, cuando el operario Vasile Sucala, que trabajaba en la construcción de unas gradas con capacidad para mil personas, pisó una tabla que se venció y cayó desde una altura de 3 metros, se golpeó la cabeza y falleció unos días después en un hospital de Valencia. Tenía 47 años, estaba casado y era padre de dos hijas.

Un procedimiento que vuelve a poner en el punto de mira su continuidad como concejal en el Ayuntamiento de Valencia, y que de momento no se ha producido. 

Radio en directo COPE

Lo más

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar