COPE

INICIO CURSO ESCOLAR

Las familias valencianas obligadas a detectar la fiebre y avisar en el colegio y en el centro de salud

La Conselleria de Educación facilita en la web www.aulasegura.es el documento que detalla cómo se deben gestionar los casos de Covid-19 que puedan darse en los centros educativos.

alumno en aula con mascarilla

abc

Redacción Valencia / EP

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:12

En la guía se establecen entre otras cuestiones los requisitos de acceso a los mismos tanto para alumnos como para el personal docente y no decente: nadie deberá acudir con fiebre, que deberá medirse en casa sin la toma de antipiréticos.
Se establece que la familia es la que debe verificar cada día el estado de salud del alumno antes de acudir al centro y comprobar que no tiene una temperatura por encima de 37,5ºC (sin toma de antipiréticos) ni otra sintomatología que pudiera estar asociada con la Covid-19 (tos, malestar, congestión nasal, diarrea, vómitos).
En caso de existir síntomas compatibles no asistirán y la familia deberá contactar con el centro de atención primaria. El equipo que haga el seguimiento del niño indicará cuándo puede retomar la actividad educativa presencial.
Respecto al alumnado en condiciones de vulnerabilidad por enfermedades crónicas de elevada complejidad que puedan verse agravadas por la Covid-19, se valorarán de manera conjunta con la familia y el equipo pediátrico las implicaciones de retomar la actividad educativa presencial en el centro educativo.
En el caso de los trabajadores del centro vulnerables (con enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunosupresión o embarazadas) podrán volver al trabajo siempre que su condición clínica esté controlada y manteniendo las medidas de protección de forma rigurosa, salvo indicación médica de no incorporarse, informando a los equipos directivos del centros de su condición de vulnerabilidad, justificada por los Servicios de Prevención de Riesgos laborales.
El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales será el que evalúe la existencia de trabajadores especialmente sensibles a la infección por coronavirus y de emitir un informe sobre las medidas de prevención y protección necesarias.
En el documento se detallan los pasos a seguir en la gestión de los casos y se especifican las funciones del 'responsable Covid' del centro ante un caso sospechoso. Deberá contactar con la familia para comunicar la situación y vayan a recoger al alumno. En situaciones de gravedad llamará al teléfono 112 o contactará con el centro de atención primaria de referencia para atender la urgencia y valorar la derivación al centro hospitalario.
Ante un caso confirmado canalizará la coordinación con el centro de atención primaria, con el centro de salud pública y con las familias del alumnado del centro educativo.
La actuación cuando un alumno inicie síntomas compatibles con el virus en el propio centro será la siguiente: el profesor que haya detectado el caso deberá comunicarlo al 'responsable Covid' del centro y le conducirá al 'espacio Covid' reservado para el aislamiento salvo que sea persona de riesgo.
En ese caso será el coordinador Covid-19 quien designe otra persona para realizar esa tarea hasta que la familia llegue al centro.
Se colocará al alumno una mascarilla quirúrgica, cuando tenga más de 6 años y, si es posible, a partir de los 3 años siempre que no exista contraindicación para su uso. La persona que acompañe al sospechoso de estar contagiado deberá llevar el equipo de protección individual adecuado compuesto por mascarilla higiénica o quirúrgica (si la persona con síntomas la lleva) o mascarilla FFP2 sin válvula, pantalla facial y bata desechable, (si la persona con síntomas no se puede poner una mascarilla quirúrgica, como menores de 6 años, personas con problemas respiratorios, que tengan dificultad para quitarse la mascarilla por sí solas o alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización).
El centro deberá disponer de un stock de este material para las situaciones en las que se requiera un EPI para la atención de un caso sospechoso.
En caso de que el alumno sea mayor de edad, se dirigirá a su domicilio para proceder al aislamiento evitando, en la medida de lo posible el transporte público colectivo.
CASOS CONFIRMADOS
La actuación ante un caso confirmado del alumnado o de profesionales del centro es la siguiente: la familia informará del resultado positivo lo antes posible, el 'responsable Covid' elaborará una ficha informativa con la relación de los contactos estrechos de los casos confirmados tanto de aula, comedor, como de transporte colectivo y la trasladará al centro de salud pública y también comunicará a la Secretaría Autonómica de Educación el número de casos confirmados tanto del alumnado como de cualquier otra persona que trabaje en el centro, con indicación del grupo en el que están escolarizados o donde realizan su actividad docente.
Si se produce la confirmación de un caso fuera del horario escolar, el personal de Vigilancia Epidemiológica de Salud Publica llamará al 'responsable Covid' del centro educativo a primera hora del día siguiente hábil para la recogida de datos de los contactos estrechos.
En función de los resultados del estudio de casos dirigido por la autoridad sanitaria, esta podrá decidir ampliar la estrategia de búsqueda activa de casos mediante test microbiológicos más allá de los grupos en los que se hayan detectado casos.
Un resultado negativo de las pruebas, incide el documento, no exime de la necesidad de mantener la cuarentena establecida. Los hermanos o familiares convivientes de un caso sospechoso (en que se ha realizado PCR y se está a la espera de resultados) deberán quedarse en casa hasta conocer el resultado. Si el resultado es negativo, pueden reincorporarse al centro educativo.
En caso de confirmación de la infección (PCR positiva), los hermanos o familiares que son contactos estrechos harán cuarentena durante 14 días y, en el marco de la búsqueda activa de casos, se realizará una prueba PCR a estos. Un resultado negativo de la prueba PCR a los contactos no exime de la necesidad de mantener la cuarentena en los convivientes durante 14 días.
BROTES EN AULAS
En este documento también se especifican, a nivel orientativo, los elementos de decisión para establecer por Salud Pública cuarentenas a los contactos o si es necesario cierres parciales o totales. Por ejemplo, se considera un brote en un aula la existencia de 3 o más casos confirmados con vínculo epidemiológico.
Si los casos pertenecen a un grupo de convivencia estable se suspenderá la actividad docente presencial hasta transcurridos 14 días desde el inicio de la cuarentena de los contactos. Si no, se mantendrá la actividad docente presencial para los alumnos no clasificados como contactos estrechos.
La actividad docente continuará de forma normal extremando las medidas de prevención e higiene en todos los niveles educativos que se impartan en el centro, con excepción del grupo de convivencia estable afectado.
Entre otros hipotéticos contextos, se detalla que si hay una transmisión no controlada en el centro educativo con un número mayor de lo esperado los servicios de salud pública realizarán una evaluación de riesgo para considerar la necesidad de escalar las medidas, valorando en última instancia, el cierre temporal del centro educativo.
Inicialmente el cierre del centro sería durante 14 días, aunque la duración de este periodo podría variar en función de la situación epidemiológica, de la aparición de nuevos casos que desarrollen síntomas y del nivel de transmisión que se detecte. La reapertura se daría cuando la situación esté controlada y no suponga un riesgo para la comunidad educativa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE