Boletín

8 de cada 10 personas no se pueden independizar

Solo 4 de cada 10 jóvenes tienen trabajo en la comunidad valenciana

Emancipacion

ABC

Jesús López-Peláez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:53

Ser joven y poder emanciparse en la comunidad valenciana es un autentico reto. Personas con edades comprendidas entre 16 y 30 años tienen serias dificultades para ellos. El elevado precio de los alquileres o la precariedad laboral son algunos de los motivos que llevan a los jóvenes a vivir en viviendas compartidas por varias personas o directamente a seguir viviendo con sus padres por no poder afrontar el gasto económico.

1 de cada 3 personas, pese a tener trabajo están en riesgo de entrar en el umbral de la pobreza

Si una persona menor de 30 años quisiera independizarse en la comunidad valenciana debería destinar el 79,3% de su salario. El salario mínimo interprofesional en España data de 900 euros, algo que no se cumple en el territorio valenciano. Actualmente, la media es de 840 euros, lo que equivaldría a 10.089 euros al año, situándose en una de las peores cifras de la región española. De hecho, 1 de cada 3 personas, pese a tener trabajo están en riesgo de entrar en el umbral de la pobreza. Los datos, recogidos por un estudio del Observatorio de Emancipación Juvenil, son muy alarmantes para el futuro de la sociedad.

 

Solo 4 de cada 10 personas tienen trabajo. Además, tener trabajo hoy en día no asegura tener una vida independiente. La mayoría de los puestos ocupados son temporales ya que el 90,6% de los contratos firmados por jóvenes en el último semestre del 2018 son temporales. Este es un de los muchos motivos que ayudan a que 8 de cada 10 jóvenes no puedan emanciparse.

Por otra parte, el elevado coste del alquiler se ha disparado en los últimos años. Se trata de que en apenas 2 años este ha subido del 60 al 80%, pero los sueldos no han subido nada, más bien han bajado. Hoy en día ser mileurista es una alegría, algo que hace 10 años no estaba bien visto. En pocas palabras, la vida se hace más cara y cada vez se cobra menos.

Lo más