En la Ermita

Vila-real remodela el albergue municipal

En esta primera fase de intervención se creará un pabellón polifuncional.

Albergue Municipal de Vila-real

cope.es Vila-real

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:01

El Albergue municipal de Vila-real se ampliará, próximamente, con la creación de una nueva sala polivalente, aprovechando la terraza exterior, y con una remodelación parcial del interior del edificio que permitirá mejorar la eficiencia energética de este espacio tan emblemático de la ciudad.

Ubicado en el paraje del Termet, el recinto cuenta con un proyecto de rehabilitación, modernización y mejora de los usos y de la eficiencia que se aprobó a lo largo de 2018 y que se ejecutará este 2019 en base al Plan 135-2 de la Diputación.

Con un presupuesto de 166.000 euros, IVA incluido, el proyecto se encuentra en fase de licitación y se espera que el próximo 13 de febrero se presenten las plicas, tal y como ha anunciado el concejal de Territorio, Emilio Obiol, quien junto al alcalde, José Benlloch, ha dado a conocer públicamente los detalles de la iniciativa.

“Se están cumpliendo los plazos previstos, por lo que esperamos que pronto pueda ser una realidad esta actuación, que sería la primera de varias fases más para poner en valor este inmueble tan utilizado por numerosos vecinos y entidades de Vila-real”, apunta.

El proyecto prevé remodelar la cocina y el hall, reordenando los usos e incluyendo un cuarto trastero, además de renovar la carpintería para ganar en eficiencia energética, sin olvidar la creación de una pequeña zona verde junto a la entrada y, lo más importante, la construcción de un pabellón polifuncional que ocupará la terraza que mira hacia la plaza del Pastoret. “Este pabellón está en la base de las ideas que nos han hecho llegar los usuarios”, indica Obiol, quien destaca que “este espacio permitirá celebrar actos, presentaciones, talleres de trabajo y todo tipo de eventos, con una capacidad para más de 100 personas”. No obstante tanto para el edil como para el alcalde, la principal característica de esta sala es que estará integrada en el entorno, ya que contará con un sistema de cristaleras que en verano podrán estar abiertas, pero que en invierno se cerrarán de manera hermética y, con el correspondiente sistema de calefacción, permitirán acoger todo tipo de actos como convivencias o reuniones de trabajo y presentaciones.

“Esta solución arquitectónica no supondrá una alteración o impacto estético del edificio, que tendrá mucha luz natural”, indica el alcalde, quien ha agradecido el trabajo de los servicios técnicos municipales, que “han conseguido integrar la filosofía que perseguíamos con este proyecto, que se enmarca en un paraje protegido espectacular, estimado por los vecinos y por todas las personas que nos visitan y es un privilegio”.

“Es un edificio emblemático, de los años 30, por el que han pasado miles de vecinos a lo largo de su historia, a través de entidades de todo tipo que organizan actividades”, indica y pide disculpas de antemano y paciencia a todas las asociaciones que puedan verse afectadas por los trabajos. “Unas obras siempre son molestas, pero son para bien y esperamos que cuando vean el resultado comprendan el trámite”, manifiesta.

Asimismo, ha recordado que “cuando llegamos en 2011 encontramos un Termet abandonado y nos propusimos diferentes proyectos para revitalizarlo, que están prácticamente completados, a pesar de las dificultades económicas que han hecho que todo vaya más lento de lo que nos hubiera gustado”. “Esperamos que las empresas se animen a participar en el proyecto, que aunque sencillo, es ambicioso y nos permitirá tener un albergue para todo el año, para dormir y para todo tipo de actos”, concluye.

Contenidos relacionados

Lo más