En breve

Vila-real abona 1,4 millones de euros a proveedores y personal

La distorsión, que en próximos días será resuelta, se debe a la aprobación tardía del presupuesto y, en parte, a la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos 

Plan de pago extraordinario

Redacción

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:02

El Ayuntamiento de Vila-real abonará en los próximos días 1,4 millones de euros a proveedores y funcionarios a través de un plan de pago extraordinario en el que se ha estado trabajando todo el verano.

El alcalde, José Benlloch, ha explicado que “a nadie se le escapa que la situación del Ayuntamiento no es buena, debido a la herencia recibida, que siete años después nos sigue lastrando, ya que la justicia es lenta y seguimos recibiendo resoluciones urbanísticas a las que hay que hacer frente”. Por este motivo, ha pedido disculpas porque “estamos viviendo dos años muy duros y, como bien saben los vecinos, sólo en los últimos meses hemos abonado cerca de nueve millones de euros en acuerdos urbanísticos y, por si fuera poco, hemos tenido que aprobar el presupuesto a finales de julio, generando distorsiones”.

En este sentido, el primer edil destaca que “hemos trabajado lo más rápido posible desde la entrada en vigor del presupuesto para que en próximos días se pueda desbloquear la situación y liquidar tres frentes abiertos donde se debía dinero”.

El primer caso es un paquete de facturas con dificultades por falta de consignación y desde el punto de vista legal, debido al cambio de modelo de la Ley de Contratos, “que está afectando a empresas y ayuntamientos”. Se trata de 543.153 euros de trabajos de limpieza en edificios públicos y centros educativos, el transporte adaptado, el contrato de mantenimiento de Bicivila’t, que se encargaba a Tots Units, y el bus a la UJI. “De estos, hay tres casos en los que se ha sacado a concurso el contrato y se han quedado desiertos, como la limpieza de edificios. No íbamos a dejar los colegios sucios, hemos tenido que seguir prestando el servicio, porque es necesario”, explica Benlloch.

El segundo punto se refiere a gastos de proveedores locales y empresas diversas que han realizado trabajos en los primeros meses del año, pero “a los que no se ha podido pagar con puntualidad, al no haber dinero en la partida correspondiente, algo que también solucionaremos rápidamente”, apunta el primer edil. Los gastos ascienden a 111.158 euros.

En tercer lugar se encuentra una deuda de 723.820 euros con el personal municipal, en concepto de productividad, horas extra y ayudas sociales. “Es cierto que debemos dinero en concepto de horas extra desde finales de 2017, ya que es un tema complicado, porque hay un límite legal de horas que pueden hacer y contamos con menos funcionarios que en 2011 cuando entramos”, lamenta Benlloch. Además, tal y como señala, “las horas extra que se van a realizar no se pueden saber al principio del ejercicio económico, por lo que nunca están consignadas en el presupuesto”. “Hemos incorporado a nuevos trabajadores a través de algunos programas y esperamos que eviten que la gente tenga que hacer más horas de las que les corresponden, pero sabemos que no es tolerable lo que está ocurriendo y pido disculpas públicamente al personal afectado”, indica.

El alcalde ha anunciado que está previsto celebrar un pleno extraordinario en los próximos días para abonar las facturas sin consignación y también se hará efectivo el pago de las que forman parte del primer paquete. En cuanto a la deuda con los funcionarios, se abonará en una nómina extraordinaria. “Estamos haciendo un gran esfuerzo para que todo esté liquidado cuanto antes, esperamos que sea en los próximos días”, concluye.

Contenidos relacionados

Lo más