Boletín

¿Por qué a los vecinos de un pueblo de Castellón se les conoce como "gabachos"?

Montán es un pequeño municipio que cuenta con 359 habitantes. Detrás de su nombre, hay una curiosa historia

¿Por qué a los vecinos de un pueblo de Castellón se les conoce como gabachos?

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 31 jul 2019

Montán es un pequeño municipio de la provincia de Castellón que cuenta con 359 habitantes según el último padrón facilitado por el Instituto Nacional de Estadística. Pertenece a la comarca del Alto Mijares y con una larga historia que sitúa los primeros rastros de la población en época celtíbera. También cuenta con restos fenicios y romanos, además de musulmanes. La cercanía del agua, asentado en el vallle del río Montán, afluente de otro río como el Mijares, que nace en la provincia de Teruel y vierte su caudal al Mediterráneo, propiciaron que las antiguas civilizaciones se asentaran en esta población. Lo más curioso de Montán es el gentilicio con el que son conocidos sus vecinos. Lejos de ser una nomenclatura despectiva, los vecinos de esta población castellonense son conocidos como gabachos.

¿Por qué se les conoce con el apodo con el que los españoles identificamos a los ciudadanos franceses? Hay que remontarse al año 1609 cuando fueron expulsados de Montán los moriscos. Entonces, el Señorío de Montán, lo repobló con veintinueve familias provenzales y nueve monjes servitas.  Todos eran de nacionalidad francesa, de ahí el gentilicio que identifica a los vecinos. Tres años después de su llegada, en 1612, Montán recibía la Carta Puebla . El crecimiento de la población fue sostenido y llegó a alcanzar los 1.386 habitantes en el año 1860 cuando contaba con fábricas de hilado y tejido, tres fábricas de anís, dos molinos y treinta y cinco cubos de vino. Ahora, Montán, es uno de los municipios de los ciento treinta y cinco que hay en la provincia de Castellón en riesgo de despoblación. Prácticamente la mitad de ellos corren este riesgo.

El agua, ese líquido elemento tan valioso es un elemento que caracteriza a Montán, que cuenta con treinta y cinco fuentes, en el río Montán, en los barrancos, las balsas de riego y acequias y que se puede visitar a través de la Ruta del Agua. Una de las fuentes, conocida como Fuente Amarilla tiene incluso propiedades diuréticas. Además, el Pozo de las Palomas, es un paraje singular en el que el desnivel del barranco forma unas cascadas naturales y pozas ideales para disfrutar el baño. 

Montán se encuentra a poco más de 70 kilómetros de la capital de la provincia, Castellón de la Plana y linda con otros municipios de gran encanto como Fuente la Reina, Montanejos, Cirat, Torralba del Pinar, Higueruelas y Caudiel. Y con unas vistas a uno de los emblemáticos parajes del territorio castellonense como es el Parque Natural de Penyagolosa.

Lo más