COPE

Polideportivo Almassora

El pabellón B del polideportivo La Garrofera de Almassora finaliza su reforma

La renovación se ha basado en una estructura ignífuga, una cubierta impermeable y nuevos vestuarios

Pabellón B del polideportivo La Garrofera (Almassora)

Pabellón B del polideportivo La Garrofera (Almassora)

Cope.esAlmassora

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:34

El pabellón B del polideportivo La Garrofera ya está listo para los entrenamientos cuando la pandemia de coronavirus permita retomar la actividad deportiva en condiciones de seguridad. La instalación ha renovado la cubierta, que ya es impermeable, y ha transformado en ignífuga la estructura con el fin de que la pista sea más segura para las personas usuarias. Además, entre las prestaciones que ha incorporado tras la reforma figura el nuevo acceso y los vestuarios independientes del uso escolar.

Cabe recordar que el pabellón B ha permanecido cerrado al público durante las obras de construcción del colegio Regina Violant, dado que forma parte del complejo educativo. Sin embargo, el proyecto de remodelación ha incluido la ejecución de unos aseos independientes para que escolares y deportistas dispongan de sus propias dependencias.

De esta forma, tal como han indicado los arquitectos municipales, la constructora ha sustituido los canalones y los paramentos translúcidos, que estaban ennegrecidos por el paso del tiempo, de manera que en la actualidad filtra la luz solar. Además, la intervención ha permitido cambiar la instalación eléctrica por una más eficiente y dotar al pabellón de la instalación contra incendios.

No en vano, la seguridad ha sido una de las claves de la actuación ejecutada en el recinto, de ahí que haya incluido la adecuación de las salidas para evacuación. Además, el Ayuntamiento de Almassora ha abierto un vial para el acceso adecuado desde la trama urbana más congestionada, en la entrada norte, de manera que han quedado conectadas las calles Virgen del Socorro y San Ildefonso.

Respecto a las características de la pista, los técnicos han apostado por el solado continuo de poliuretano, que está impermeabilizado y cuenta con una capa elástica para evitar lesiones de los deportistas y facilitar la práctica. Los operarios llevaron a cabo la intervención durante el invierno, siempre supeditados a los niveles de humedad, que impidieron ejecutar la reforma durante los días de lluvia para evitar grietas y desperfectos en la superficie.

La finalización de las obras en el pabellón B supondrá el fin de los desplazamientos de los clubes deportivos de Almassora y el estreno de una pista renovada, limpia y dotada del mobiliario oportuno para que los deportistas locales retomen sus entrenamientos y partidos cuando lo permita la COVID-19.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo