Boletín

Puso 113 huevos

Nacen las primeras 9 crías de la tortuga que desovó en la playa de El Serradal de Castellón

El Oceanogràfic de Valencia custodia los huevos

Nueve tortugas ya han nacido de los 113 huevos desovados en la playa de El Serradal de Castellón

Nueve tortugas ya han nacido de los 113 huevos desovados en la playa de El Serradal de Castellón.

EFECastellón de la Plana

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:25

Nueve tortugas bobas (Caretta caretta) han nacido hasta el momento de los huevos incubados en las instalaciones de la Fundación Oceanogràfic procedentes del nido que apareció el pasado mes de julio en la playa del Serradal de Castellón de la Plana.

Las crías han nacido a lo largo de la semana pasada gracias al ambiente estable que procuran las incubadoras y los cuidados de los veterinarios de la Fundación Oceanogràfic, ha informado esta entidad un comunicado.

Después de salir del huevo, las pequeñas tortugas han sido numeradas, como es preceptivo para identificarlas, y se han mantenido un tiempo prudencial en las incubadoras, mientras agotaban el alimento que le suministra durante un tiempo el vitelo del huevo y empezaban a comportarse de una forma activa.

Posteriormente se han trasladado, desde el pasado viernes, a un tanque especial preparado en el Área de Recuperación y Conservación de Animales del Mar (ARCA).

Y esa es, precisamente, la fase que rebasan en las incubadoras hasta llegar al agua del tanque del ARCA del Mar. Allí se les alimenta de papilla de pescado y verduras con suplementos vitamínicos.

El nido de Castellón aportó un total de 113 huevos, de los que 32 se trasladaron en la Fundación Oceanogràfic y los 81 restantes se encuentran en un nido habilitado y controlado en una zona protegida de El Saler.

Gracias a la colaboración ciudadana, la puesta completa –la quinta registrada en 200 años en la Comunitat Valenciana- pudo ser custodiada por la Red de Varamientos de la Comunitat tras el aviso, primero, al Centro Integral Municipal de Seguridad y Emergencias CIMSE 092, que movilizó una patrulla de la Policía Local, y al 112.

Las pequeñas tortugas nacidas en el Oceanogràfic han comenzado así el programa de crecimiento e introducción en el mar.

La cría y desarrollo de las tortugas permite que alcancen una mayor envergadura y fortaleza, lo que les otorga una mayor y mejor defensa frente a sus depredadores.

De las diez tortugas que fueron enviadas al mar en noviembre de 2017, después de un año en el ARCA del Mar, logró sobrevivir el 90 %, lo que supone un éxito para la conservación de la especie, dado que se estima que en condiciones naturales, sólo sobrevive una tortuga de cada 1.000 que nacen.

Lo más