COPE

3 meses

El Consell adjudica el derribo del Grupo B de Almassora

La empresa adjudicataria tiene tres meses para ejecutar la demolición tras la firma del acta

ctv-prp-almassora---grupo-b

cope.esAlmassora

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:09

La Entitat Valenciana d’Habitatge i Sòl (EVha) de la Generalitat Valenciana ha adjudicado a Construcciones y Desmontes Ribera Navarra S.A. los trabajos de demolición del edificio 167 de la avenida José Ortiz de Almassora, conocido como Grupo B, por 269.047,05 euros. La empresa navarra se ha impuesto a las otras siete firmas que accedieron hasta la última fase de la licitación tras la eliminación de cuatro candidatas por incumplir criterios técnicos.

De esta forma, la ‘pyme’ Construcciones y Desmontes Ribera Navarra S.A. será la encargada de acometer la demolición de las 38 viviendas del bloque de la avenida José Ortiz durante los tres meses posteriores a la firma del acta de replanteo. En este punto alcanza su último trámite el concurso público impulsado por la Generalitat Valenciana para derribar el bloque a instancias del Ayuntamiento de Almassora.

La obra salió a concurso público por un presupuesto límite de 354.215 euros con el objetivo de poner fin a una larga trayectoria de degradación de la zona que alcanzó su mayor tragedia en 2013 con la muerte de una mujer durante un incendio tras la ocupación ilegal de una vivienda. Aunque inicialmente el grupo constaba de 94 viviendas, 56 fueron demolidas en 1998, por lo que en la actualidad quedan 38 pisos vacíos en un edificio tabicado y en estado de ruina económica que la Conselleria de Vivienda se comprometió a derribar y, para ello, incluyó partida económica en los presupuestos de 2020.

La concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, ha informado al vecindario del bloque contiguo de este avance “definitivo” para la demolición y ha agradecido al Consell la “voluntad” para acabar con este antiguo foco de marginalidad, “un hecho que se materializa con las gestiones de éste y el anterior Botànic y con presupuesto para ejecutar el derribo como el reservado este año, no con las promesas históricas que nunca se hicieron realidad”.

Terminar con el bloque formó parte de la agenda municipal y autonómica con la exconsellera de Infraestructuras María José Salvador y con su sucesor en el cargo, el vicepresidente Rubén Martínez Dalmau. Ambos han visitado el edificio, éste último a escasos días de decretarse el primer estado de alarma por el coronavirus, para trasladar al vecindario la firma de la partida presupuestaria en 2020 para ejecutar la actuación.

Al margen de mejorar la calidad de vida de los residentes en este bloque vecino, el Ayuntamiento de Almassora pretende regenerar la imagen del barrio de Fátima y sus inmediaciones. En esta línea, el próximo año este entorno acogerá la construcción del colegio Santa Quitèria, instalado en aulas prefabricadas desde 2010, con un presupuesto de licitación de 4,1 millones de euros.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo