ALICANTE

Primadomus extrema las precauciones para proteger a los primates del coronavirus

El centro de recuperación animal de Villena adapta la rutina a las restricciones sanitarias

Un primate de Primadomus

Un primate de Primadomus

EFE / C. C.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:09

El mayor centro de rescate de animales exóticos del sur de Europa, el AAP Primadomus de Villena, extrema las medidas de precaución para evitar que la pandemia del coronavirus alcance a alguno de los 87 primates que habitan sus instalaciones.

La directora de AAP Primadomus (Protección y Defensa Animal por sus siglas en inglés), Marta Merchán, explica cómo se han organizado en las instalaciones, donde seis cuidadores se han trasladado al recinto a vivir «lo más confinados posible» con el objetivo de garantizar la atención a los monos, macacos y a los 29 grandes felinos que tienen bajo tutela. 

En las 20 hectáreas de las instalaciones en la sierra de Salinas, entre las provincias de Alicante, Albacete y Murcia, se rehabilitan física y emocionalmente macacos, monos, pumas, leopardos, leones y tigres decomisados del contrabando y la tenencia ilegal de toda Europa, muchos de ellos de circos a causa de un entretenimiento «mal entendido». El aislamiento de estos cuidadores también evita que haya contagio entre compañeros en una plantilla formada por 45 personas entre trabajadores y voluntarios.

Los estudios científicos internacionales apuntan a que algunos tipos de primates (no así los felinos) pueden sufrir el coronavirus de forma similar a los humanos, aunque no está bien definido el alcance. Por ello, en Primadomus han acentuado todas las cautelas. La creación de esta singular unidad de cuidadores recluida en el centro y la consiguiente bajada de personal en el interior ha obligado a adaptar las actividades con los animales para que estos días sean «las mínimas e imprescindibles».

Se han cambiado algunas rutinas como aplazar a más adelante las sesiones de socialización de los primates que ya han sido rehabilitados físicamente para que aprendan a vivir con otros individuos de su especies. También han disminuido los entrenamientos previos a los chequeos veterinarios. Por el contrario, se mantiene invariable el resto de su día a día, como los hábitos en torno a la alimentación y las horas de asueto al aire libre.

La responsable del área de primates, Olga Bellón, confirma que se sabe que el macaco Rhesus y también la especie Cangrejera pueden padecer el virus con síntomas parecidos a los humanos, aunque algo más suaves en cuanto a los problemas respiratorios, las fiebres y las lesiones en los pulmones. En todo caso, explica que a diferencia de otras ocasiones, ahora no hay en Villena ejemplares de estas especies. 

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar