Boletín

Municipal

Nueva Ordenanza del Ruido

El equipo de gobierno ha aprobado el proyecto de la nueva ordenanza de ruido con el objetivo de conciliar los derechos al descanso y al ocio

Mari Carmen de España Portavoz Municipal Popular (Ayuntamiento)

Mari Carmen de España Portavoz Municipal Popular (Ayuntamiento)

Redacción

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:25

La junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado el proyecto de la nueva ordenanza sobre Contaminación Acústica y Vibraciones, conocida como ‘ordenanza del Ruido’, que será llevada a mesa del ruido antes de final de mes, para que pueda ser aprobada inicialmente en el Pleno de marzo, donde se prevé abrir un periodo de alegaciones.

La nueva normativa ha sido revisada después de 27 años por la Oficina del Plan General y se presenta, tras superar el proceso de consultas previas y participación ciudadana e incorporar los informes municipales con un conjunto de medidas que coordinadas para armonizar la convivencia entre los vecinos y las actividades lúdicas y regular otras actividades que no estaban contempladas en la anterior.

En la nueva ordenanza se recogen medidas para combatir la contaminación acústica, de actividades vecinales en el interior de las viviendas, en actividades en la vía pública, en espacios abiertos, por problemas derivados por ejemplo de instalaciones inadecuadas en las edificaciones, o incorporación de aires acondicionados en viviendas, ventilación forzada, por tanto con ruidos y con vibraciones. Además como novedad se contará con un procedimiento para atender a este tipo de denuncias y un régimen sancionador.

Asimismo también se han incorporado capítulos para combatir ruidos y vibraciones por actividades de carga y descarga, o producidos por trabajos de limpieza y mantenimiento en la vía pública sin olvidar también la recogida de residuos urbanos.

De España ha manifestado que en esta ordenanza se describen como novedad que tipo de infracciones son leves, y se tipifican cada una de las infracciones y el importe de las mismas, la edil ha repasado las infracciones explicando que “las graves se han mejorado y en cuanto a las sanciones en las infracciones graves pasan de de 600 a 12.000 euros, multiplicándose por ocho con respecto a la anterior ordenanza, y las leves han pasado a 600 euros”

En relación a las fiestas señaló la edil que “había una exención de los límites del ruido sin determinar el límite, y en la nueva ordenanza se ha puesto un límite de 90 decibelios, y en las mascletas se ha graduado el tiempo máximo de siete minutos”.