COPE

La Guardia Civil detiene a un presunto estafador que contrató préstamos personales y servicios de telefonía

Aprovechándose de la relación de amistad con sus víctimas, conseguía sus datos personales para dar de alta los contratos y domiciliar los pagos en sus cuentas

ctv-otb-operacion-motoigo-alicante-2

Redacción/Guardia Civil

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:04

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Santa Pola a un hombre al que se le atribuye la comisión de cuatro delitos: uno de estafa, otro de usurpación de identidad, y dos de usurpación de estado civil. Engañó a dos de sus amigos para que le confiaran los datos que necesitaba para poder dar de alta los préstamos y contratos, quedándose las víctimas con la deuda adquirida.

El pasado 8 de junio, un vecino de Santa Pola presentó en el Cuartel de la Guardia Civil de esa localidad una denuncia. En los movimientos de su cuenta bancaria había observado que, desde el pasado mes de marzo, le venían cobrando recibos por importe de diverso valor (oscilaban entre los 167,19 y 199,86 euros) desde una entidad financiera, sin que él hubiera solicitado ningún crédito. Sin embargo, por el momento ya le habían cobrado más de 900 euros. Al parecer alguien había solicitado dos préstamos personales a su nombre para la adquisición de sendas motocicletas. El Área de Investigación de la Guardia Civil de Santa Pola dio inicio a la que ha denominado Operación Motoigo 2021, para esclarecer estos hechos.

Los agentes encargados de la investigación, pudieron comprobar que el presunto autor había solicitado un crédito de 13.000 euros para la adquisición de dos motocicletas en un concesionario en Madrid, registrando la deuda a nombre del perjudicado. Posteriormente, vendió las dos motocicletas, quedándose con el beneficio obtenido por su venta. Para eludir la acción policial, empleó la identidad de una tercera persona para realizar los contratos de compra y venta de los vehículos, tratando de esta manera de no ser descubierto.

Durante el transcurso de la operación, los agentes descubrieron que, por otro lado, la misma persona había usurpado la identidad de otra víctima, y había realizado tres contratos de suministro de Internet y Telecomunicaciones. Servicios de los que, si bien estaba disfrutando él, estaban siendo abonados por el perjudicado en este caso.

El presunto autor ha resultado ser un compañero de trabajo de uno de los perjudicados, y conocido del otro, que aprovechándose de una relación de amistad y de la confianza depositada en él por sus víctimas, se había hecho con los datos personales necesarios para dar de alta los dos créditos y los tres contratos.

Ha sido investigado un hombre de 32 años, de nacionalidad española, al que le constan delitos anteriores por hechos similares. Se le imputa la autoría de dos delitos de usurpación de estado civil, un delito de estafa y otro de falsificación de documentos privados. Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Elche.

Las dos motocicletas han sido localizadas, una de ellas en Santa Pola y la otra en Barcelona. Su paradero ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial que entiende de la causa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo