COPE

Cuatro detenidos por secuestrar a dos personas en Alicante y pedir 150.000 euros de rescate

La familia de uno de las víctimas acudió a la Guardia Civil mientras que la otra optó por pagar el dinero que pedían los captores

Cuatro detenidos por secuestrar a dos personas y pedir 150.000 euros de rescate

EFE / COPE Alicante

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:32

Cuatro individuos de entre 25 y 35 años, todos de nacionalidad marroquí, han sido detenidos por el presunto secuestro durante varios días de dos hombres. Fueron capturados en la provincia de Alicante y retenidos en Fuengirola (Málaga) y los arrestados pedían un rescate de 150.000 euros por cada uno.

Durante el cautiverio, las víctimas (también marroquíes) apenas recibieron alimento y se vieron obligadas a hacerse sus necesidades encima, además de ser golpeadas y amenazadas con ser mutiladas e incluso asesinadas si no se hacía efectivo el rescate. A los cuatro arrestados se les atribuyen los supuestos delitos de secuestro y pertenencia a organización criminal.

Asalto en la autovía

Las víctimas habían sido asaltadas e introducidas en un vehículo en la autovía A7, entre Alicante y Murcia, la noche del pasado 30 de septiembre. Los captores pusieron inmediatamente rumbo a la provincia de Málaga y en el trayecto otro coche ejerció funciones de lanzadera a fin de eludir cualquier control policial.

Cuatro detenidos en Alicante por secuestrar a dos personas y pedir 150.000 euros de rescate

La voz de alarma la dieron en la provincia de Alicante la hermana y la madre de uno de los secuestrados, que acudieron a la Guardia Civil en busca de auxilio tras conocer que tenían a su allegado encerrado en algún lugar desconocido y que, a cambio de su liberación, les exigían el pago de una exorbitante cantidad de dinero, bajo amenaza de muerte.

Ante la gravedad de los hechos, se activó un amplio dispositivo policial y la investigación permitió ubicar a los captores en una vivienda unifamiliar del núcleo urbano de Fuengirola, donde finalmente fueron liberados los secuestrados debido a la presión de la Guardia Civil.

En un principio se pensaba que sólo había un secuestrado pero al desarrollar la operación se descubrió que había otra persona capturada, aunque en este caso su familia había optado por pagar el rescate sin acudir a los cuerpos policiales.

En el registro se intervinieron los terminales telefónicos empleados para realizar las llamadas mediante las que se habían impuesto las condiciones económicas para la liberación de los dos jóvenes y también se aprehendieron los dos vehículos empleados y dinero en efectivo, entre otros efectos.

La operación ha sido dirigida por el juzgado alicantino de Instrucción número 1 de Orihuela y han participado guardias civiles de Alicante, Málaga, Murcia y la Unidad Central Operativa (UCO), de Madrid. Además, debido a la peligrosidad de los autores y a la gravedad de los hechos ha sido necesaria la actuación del Grupo de Acción Rápida (GAR) y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) para asegurar una vivienda y efectuar las detenciones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo