Boletín

REGIÓN

Más de 2.000 personas han sido atendidas en lo que va de año por adicción tecnológica

Las situaciones más habituales, la dependencia severa a los videojuegos y las redes sociales entre adolescentes

La adicción tecnológica interfiere en las relaciones personales

La adicción tecnológica interfiere en las relaciones personales

Redacción

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:26

El Servicio de Atención en Adicciones Tecnológicas (SAAT) de la Comunidad de Madrid inició su andadura en abril de 2018, año en el que recibieron atención 2.386 usuarios. En los primeros seis meses de 2019, ya ha atendido a 2.176 usuarios.

Entre las situaciones más atendidas está la dependencia severa de los videojuegos y las redes sociales, siendo los adolescentes varones los que presentan una sintomatología más severa que las adolescentes femeninas.

El servicio ofrece asesoramiento, prevención e intervención psicopedagógica a chavales de entre 12 y 17 años con conductas de uso inadecuado, abuso y/o dependencia de las nuevas tecnologías; también a sus familias y a profesionales que trabajan con niños y adolescentes en la región.

Para ello, realiza una intervención directa con adolescentes que presentan conductas inadecuadas respecto al uso de las nuevas tecnologías y a sus familias a través de terapias de grupo y sesiones individuales de seguimiento (tratamiento especializado). Además, desarrolla actividades formativas y divulgativas dirigidas a profesionales y a familias interesadas en adquirir conocimientos y habilidades sobre conductas de abuso y dependencia de las nuevas tecnologías, tengan o no a sus hijos o tutelados en intervención directa en el Servicio.

El servicio, que cuenta actualmente con un coordinador, que es psicólogo, cuatro psicólogos y dos educadores sociales especializados en familia y adolescencia, se encarga de la evaluación de la conducta de los adolescentes, la interacción que les provoca el uso de las tecnologías en su vida cotidiana y su grado de pérdida de control, analizando si interfiere en las actividades escolares, las relaciones sociales y familiares, e incluso su propio cuidado personal.

GUÍAS DE BUENAS PRÁCTICAS

La Comunidad de Madrid cuenta también con una ‘Guía para Aprender a Convivir con el Móvil’, un manual imprescindible, dirigido a toda la familia y que forma parte de otras tres guías relacionadas con el acoso en las redes sociales –ciberbullying-, la adicción a los videojuegos o el abuso de las pantallas digitales.

Las cuatro guías forman parte de la colección de publicaciones ‘La Familia cuenta’, donde se ofrece asesoramiento e información sobre todas las cuestiones relevantes que puede vivir cada familia madrileña, la crianza de los hijos, la etapa de la adolescencia, la pérdida de un ser querido o los problemas y trastornos alimenticios.

Estas guías quieren ofrecer una ayuda accesible y rápida para todos aquellos que lo puedan necesitar.

Lo más