COPE

COMARCA

Un estudio de la UPM analiza el impacto de la cigüeña en las dehesas de la Sierra de Guadarrama

Los investigadores de la Politécnica de Madrid se cuestionaron si es compatible la proliferación de estas aves en zonas con usos para la ganadería extensiva

Cigüeña volando junto a su nido /Foto: UPM

Cigüeña volando junto a su nido /Foto: UPM

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:08

Un trabajo desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) analiza el impacto de la proliferación de la cigüeña blanca en las dehesas de la Sierra de Guadarrama, revelando que las grandes colonias de estas aves cambian la composición del pasto herbáceo bajo las copas de los árboles.

Los investigadores se cuestionaron si la presencia de la tradicional cigüeña blanca es compatible en las zonas con usos para la ganadería extensiva, ante lo que, finalmente, determinan la importancia de “equilibrar” la presencia de estas aves en las dehesas, según recoge la UPM en un comunicado.

Los resultados del análisis demuestran que enlas áreas situadas bajo los árboles que albergaban un nido de cigüeña se produjo una reducción de algunos servicios ecosistémicos de aprovisionamiento y de soporte y, con todo ello, una reducción de la calidad del pasto herbáceo en esas áreas.

Por ello, el análisis pone de manifiesto la “capacidad de colonización” de estas aves y su potencial para modificar la estructura de las dehesas si no se limita su presencia en ellas.

En concreto, los autores del trabajo aseguran que los hábitos de las cigüeñas blancas reducen la diversidad florística en ciertas áreas y, por lo tanto, limitan que estos terrenos puedan utilizarse para el pastoreo.

Una de las autoras e investigadora del departamento de Sistemas y Recursos Naturales de la UPM, Aida López, explica que las dehesas son hábitats reconocidos internacionalmente por su importancia ecológica, socioeconómica y cultural, ya que mantienen niveles de diversidad biológica más elevados que los bosques originales de los que proceden.

Las dehesas también cumplen importantes funciones como la protección del suelo, la mitigación de los microclimas, el secuestro de carbono, e “incluso de mantenimiento de los valores estéticos del paisaje”, agrega Ramón Perea, otro de los investigadores y profesor de la UPM.

Sin embargo, para su conservación, las dehesas ibéricas requieren de la actividad ganadera, ya que el ganado o los grandes herbívoros silvestres como los ciervos son los que se encargan de “mantener y perpetuar” la diversidad de especies herbáceas a través del pastoreo.

De ahí la importancia de que la introducción de especies protegidas, como la cigüeña blanca, “no altere el equilibro de vegetación que caracteriza a estos ecosistemas”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar