COPE

JxCat ofrece a ERC gobernar en minoría con la CUP para evitar nuevas elecciones en Cataluña

El partido de Puigdemont está dispuesto a quedarse fuera del próximo gobierno y así garantizar que la Generalitat quede en manos del independentismo

JxCat ofrece a ERC gobernar en minoria con el fin de evitar nuevas elecciones en Cataluña

Barcelona

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02:41

La sombra de una posible repetición electoral en Cataluña comienza a preocupar entre las fuerzas políticas que siguen negociando la formación del nuevo gobierno. Este próximo martes se retoman las negociaciones, que estarán marcadas por la resaca de la investidura fallida del candidato de ERC, Pere Aragonés. Aquella sesión estuvo marcada por la tensión entre las fuerzas independentistas que alimentaban la situación de bloqueo político en una región muy desgastada políticamente en los últimos años.

En este contexto, y como primera oportunidad para tender la mano, el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha hecho una oferta en las últimas horas, a través de una entrevista en 'La Vanguardia', con la que ha puesto encima de la mesa la posibilidad de facilitar un gobierno formado por ERC y la CUP. En definitiva, quedar fuera del acuerdo a cambio de evitar una repetición electoral.

"No pedimos tiempo para castigar a ERC, en absoluto. Tenemos que hacerlo bien para ofrecer estabilidad y acción de gobierno. Y de no llegar a un acuerdo ya encontraríamos la manera de no ir a elecciones", asegura el dirigente de JxCat desde la cárcel de Lledoners, donde cumple condena por el juicio del "procés".

Las dudas de JxCat respecto al acuerdo entre ERC y la CUP

Este ofrecimiento ha sido considerado como una acción de presión hacia el partido de Oriol Junqueras, para seguir remarcando sus principales exigencias, poner en duda el pacto de Aragonès con la CUP y también denunciar sus diversas aproximaciones a los comunes durante las últimas sesiones en el Parlament.

Estos diversos gestos parecen haber sentado mal en las filas de JxCat, ya que muchos diputados consideran que debido a que son la tercera fuerza política en Cataluña, que cuenta con 32 escaños, deberían tener un papel más crucial en el futuro político de Cataluña, sin llegar a entender que ERC priorice las negociaciones con otros partidos con menor representación en el Parlamento de Cataluña.

En este punto, el secretario general de JxCat explica que en el acuerdo entre la ERC y la CUP hay cosas "asumibles y otras no", sobre todo relacionadas con aspectos importantes como la colaboración privada para determinados servicios o la viabilidad que existe a la hora de implantar la renta básica en Cataluña.

Por otro lado, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi ha querido mandar un mensaje a ERC en una entrevista concedida al diario ARA, donde ha explicado que desde su formación no ven claro el pacto a tres bandas, sobre todo porque existe la posibilidad de que "una de las partes negocie otros acuerdos con terceros". Por su parte, la portavoz de ERC, Marta Vilalta ha defendido que la CUP no tiene nada que temer y que "los acuerdos están para cumplirlos", refiriéndose a puntos como el relacionado con la renta universal.

El papel del independentismo en el Congreso

Dejando a un lado el futuro político en la Generalitat, otros de los desencuentros entre ERC y Junts se extrapola al Congreso de los Diputados, sobre todo en relación con el papel que el independentismo tiene que jugar en la Cámara Baja.

Desde el Partido de Puigdemont se solicita que ambas fuerzas mantengan una dirección unitaria, algo que es rechazado por los republicanos, ya que son conscientes de que juegan un papel fundamental en el sostenimiento del Gobierno de coalición, y están decididos a utilizar esa condición. Por eso desde ERC se defiende que "nadie les dirá lo que tienen que votar".

Desde JxCat están convencidos de seguir mostrando su rechazo a la mesa de diálogo, reiterando que desde Moncloa no existe ningún tipo de voluntad por dar a esta estrategia de negociación el peso que quieren los partidos independentistas para marcar las líneas del futuro político de Cataluña. Por ello, el partido de Carles Puigdemont quiere marcar una alternativa clara, fuera de la violencia, para poder presionar al Gobierno de Sánchez a una negociación real, y defienden que a diferencia de la CUP, que ha puesto de plazo dos años para que se alcancen acuerdos, ellos no pondrán fechas.

La sombra de Carlos Puigdemont

En cuanto al Consell por la República y el papel que debe tener el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, reconoce que tienen dos visiones diferentes que deben complementar, aunque niega que pretendan controlar al futuro presidente desde este organismo. "Creemos que tiene que haber una dirección colegiada a cinco (ERC, Junts, CUP, ANC y Òmnium) de la estrategia independentista, vinculada al Consell per la República".

Puigdemont, asegura Sànchez, "está inmerso en un proceso de denuncia y de internacionalización del conflicto", aunque avisa: "Está determinado, eso sí, a mantener la presidencia en el exilio y ese reconocimiento".

Con todas las cartas encima de la mesa, el próximo martes se retomarán las negociaciones entre las diferentes fuerzas independentistas. De todas maneras la cuenta atrás hacia una repetición electoral ya se ha puesto en marcha, dos meses desde la primera votación fallida. En caso de que ningún candidato consiga los apoyos para convertirse en el presidente de la Generalitat, la repetición electoral tendría lugar a mediados del próximo mes de julio.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar