COPE

Momentos con Luis Rodríguez

José Antonio: “He perdido a mi mujer y a mis hijos por mi adicción al juego”

“Acabé gastándome el dinero de veintinueve meses del piso, arruinando mi vida, perdiendo a mi mujer y a mis hijos. Nos han desahuciado hace ya un mes”

Audio

Momentos con Luis Rodríguez

Momentos con Luis Rodríguez

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 04:44

Tengo 45 años. Vivo en Barcelona. Estoy casado y tengo dos hijos. Mi problema es la adicción al juego. Hace quince años, cuando nació mi hijo, tuve un pequeño brote de mi adicción. Fui a una asociación y teóricamente estuve medio recuperado. Me dijeron que era muy difícil, que eso era para toda la vida, como el alcoholismo o las drogas, y que podía volver a recaer. En el barrio donde vivo hay gente que me ha influido. Entonces la recaída ha sido más gorda todavía.

No entiendo qué es lo que te ha influido. ¿Por qué te ha influido el barrio?

El barrio no, la gente del barrio. Yo me iba al bar tranquilamente a tomarme mi cerveza, y de vez en cuando echaba alguna moneda en las máquinas. Total, que acabé gastándome el dinero de veintinueve meses del piso, arruinando mi vida, perdiendo a mi mujer y a mis hijos. Nos han desahuciado hace ya un mes. Yo me encuentro en un hostal, mi mujer en casa de mis suegros. La veo todos los días que puedo en cuestión de dos o tres horas diarias, veo a mis hijos...

¿Por qué estás en un hostal, José Antonio?

Porque mis suegros no han querido que fuera a vivir con ellos, porque el culpable soy yo.

El suegro no quiere que tú vivas con la mujer.

No, que no viva en su casa.

Y no quiere que vivas con ellos por el tema de la adicción al juego.

No, por el tema de que nos han echado del piso.

Pero te han echado del piso porque te has gastado todo el dinero en las máquinas.

Gastaba el dinero que yo ganaba, no el sueldo de mi mujer. El sueldo de mi mujer siempre lo he mantenido a raya.

Lo entiendo, pero te culpan porque llevaste a toda la familia a la ruina.

Sí, exactamente.

Es que de verdad lo hiciste.

Lo reconozco, y reconozco que tengo toda la culpa.

Y entiendes que el suegro esté enfadado contigo. Porque el suegro dice: “Éste, que ha hecho que les echen del piso, que ha llevado a la ruina a toda la familia, a mi hija y a los niños, encima quiere a venir a vivir a mi casa, ¡venga, hombre!” Esto es lo que dice el suegro.

Más bien la suegra, que es la que corta el bacalao.

Y no te quiere en casa, y tú estás en un hostal, tu mujer y tus dos hijos están con los suegros. ¿Esta es la situación?

Sí, exactamente.

¿Y tú hablas con tu mujer?

Sí, la veo todos los días.

¿Qué tal te va con ella?

Hemos tenido días muy malos, pero esta mañana he ido a una asociación de psicólogos porque quiero arreglar el problema de la adicción al juego. Mi mujer esta mañana se ha alegrado bastante, hemos tenido una tarde muy agradable, como si estuviéramos juntos de nuevo, y me he alegrado mucho.

Tú antes has dicho que tuviste un brote de adicción al juego, como si fuese un sarampión. ¿Por qué lo llamas brote?

Porque duró meses.

¿Tú crees que la adicción al juego es una enfermedad?

Yo creo que sí, tanto mental como física.

Por eso no te curarás nunca.

¿Porque creo que es una enfermedad? A ver, creo que es un tipo de patología.

¿Tú crees eso? ¿Una patología, una enfermedad, un cuadro clínico?

Yo creo que es una enfermedad mental.

¿Tú crees que estás enfermo mentalmente?

No, mentalmente no.

¿Entonces qué es? Si es una enfermedad mental y tú eres adicto al juego, estarías enfermo mental.

Sí.

Entonces la pregunta es: ¿estás enfermo mental?

No.

¿Qué es entonces la adicción al juego? Es importante que lo expliques, porque de eso depende tu curación, tu liberación.

Yo lo único que te digo ahora, Luis, es que llevo prácticamente desde el mes pasado sin jugar.

Pero llevas quince años jugando, llevas toda la vida jugando prácticamente.

Exactamente, sí.

¿Y este último mes por qué no has jugado, porque no tienes dinero?

No, no porque no tenga dinero, sino sencillamente porque se lo he dado a mi mujer para alimentar a mis hijos.

Eso está bien, ¿pero si tuvieras dinero habrías vuelto a jugar?

No.

¿Qué es lo que ha hecho que no juegues?

Llevo veintidós años con mi mujer, mi hijo tiene quince años, mi hija tiene diez. El planteamiento ha sido tan fuerte que he decidido que no quiero jugar.

¿Has solucionado el problema entonces?

No lo he solucionado, porque necesitaría ayuda psicológica. Pero me he mentalizado de que no quiero jugar.

Esto está muy bien. ¿Tú quieres salir de esto?

Claro que quiero.

Pues tendrías que enfocarlo de otra manera.

Ya lo sé, por eso he buscado ayuda. Yo quiero recuperar a mi mujer y mis hijos.

Pero para recuperar a tu mujer y a tus hijos tendrías que dar algunos pasos más. Tú les has dado una vida muy mala durante quince años, no solamente a tu mujer y a tus hijos, sino a tus suegros, a tus padres y a todo el mundo. Has acabado viviendo en un hostal. Vas a comer a un bar donde hay máquinas, donde hay posibilidad de que vuelvas a jugar. Es muy triste lo que te está pasando. José Antonio, esto no es un brote, no es un sarampión, ¿comprendes?

Lo comprendo perfectamente. Sé que tengo toda la culpa y debo cargar con las consecuencias. Yo lo que quiero es recuperar a mi mujer y a mis hijos.

Podrás recuperar a tu mujer y a tus hijos si ellos ven que de verdad hay un cambio en tu vida. Pero, la pregunta es: ¿hay un cambio en tu vida?

Sí. Ahora tengo un vacío muy grande en mi vida por lo que ha sucedido.

Pero lo que ha sucedido lo has creado tú.

Exactamente.

Todo el dinero que teníais vosotros lo has quemado con las máquinas. Habéis perdido hasta el piso por las máquinas. Ese es el mundo que tú has creado, José Antonio. Y eso no es un brote, ni tampoco es una enfermedad. Esto es otra cosa. Mientras tú no le des el nombre correcto a lo que te pasa, no vas a poder resolver este problema. Por eso te preguntaba qué es la adicción al juego.

José Antonio, yo quiero seguir esta conversación contigo. Tengo varias cosas para decirte. Quiero que pienses en lo que te he dicho y la semana que viene seguimos la conversación.

Muchas gracias por todo, Luis –agradece José Antonio.

MOMENTOS CON LUIS RODRÍGUEZ

Radio de madrugada con Luis Rodríguez.

La radio a oscuras...

Todos los días de 1,30 a 6 de la madrugada a través de Cope Cataluña y Andorra. “Momentos con Luis Rodríguez”, desde Cope Barcelona para todo el mundo.

La radio no decae, ni siquiera por la noche. Las horas profundas de la madrugada son un “non stop” a disposición de curiosos, insomnes, amas de casa, universitarios, profesionales, gentes de edad avanzada, jóvenes y adultos que coinciden en el cruce de caminos de uno de los males de nuestro siglo: la incomunicación en las grandes ciudades.

De día se va deprisa, a un ritmo frenético, no hay tiempo para nada y la radio se oye mientras se desempeña otra actividad. La madrugada, en cambio, es el tiempo de la calma, de la reflexión, el insomnio, la soledad, el darle vueltas a los problemas...

La radio se convierte entonces en compañera, en íntima amiga y, a veces, en tabla de salvación. A través del teléfono, Luis Rodríguez está a disposición de todos los que deseen ser escuchados. Eso explica la buena audiencia de “Momentos”, un programa donde los oyentes pueden ser escuchados y también comprendidos; explicar sus problemas e inquietudes.

A través del teléfono gratuito 900 40 20 32 son muchas las llamadas, las historias, las vivencias que se comparten en antena, creando el ambiente preciso para que el oyente se sincere y profundice sobre cualquier tema que haya elegido libremente. En “Momentos con Luis Rodríguez” la audiencia es la auténtica protagonista.

Momentos con Luis Rodríguez” ha sido premiado en numerosas ocasiones por su labor social y cuenta con más de 1.800.000 seguidores en Facebook, así como más de 23.000.000 descargas de podcasts de las llamadas en la plataforma iVoox.com.

Todos los días de 1,30 a 6 de la madrugada a través de Cope Cataluña y Andorra. “Momentos con Luis Rodríguez”, desde Barcelona para todo el mundo.

Puedes comunicarte con Luis Rodríguez a través del teléfono gratuito 900 40 20 32 o bien contar tu historia escribiendo a luisrodriguez@momentos.fm.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar