COPE

Momentos con Luis Rodríguez

Javi: “Hago sufrir a mi mujer con mis celos patológicos”

“Tengo un problema con mi mujer. Ahora estoy durmiendo en la furgoneta. Todo esto ha ocurrido por mis celos”

Audio

Momentos con Luis Rodríguez

Momentos con Luis Rodríguez

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 04:30

Hace cinco años que Javi y su mujer están casados, pero llevan juntos desde el colegio, cuando ambos tenían trece años. Actualmente tienen 35. Javi llama al programa Momentos:

“Tengo un problema con mi mujer. Ahora estoy durmiendo en la furgoneta. Todo esto ha ocurrido por mis celos. Nunca en mi vida he tenido celos. No sé de dónde vienen.”

“¿No son fundados estos celos?”, le pregunta Luis Rodríguez.

“No, son imaginarios, porque lo he comprobado y he visto que son falsos. Hablé con mi mujer y le dije que lo sentía, pero vi que ella sufría. Se fue al parque, donde se juntaba con sus amigas, y la vi hablando con un chico. Cuando subió a casa se lo reproché, y ya nos enzarzamos los dos. Le grité, me enfadé y me fui. Me fui a la furgoneta a dormir y me encontró durmiendo en la furgoneta. Me dijo que cómo se me ocurría dormir en la furgoneta, ya que me podría pasar algo. Reconozco que me equivoqué”, nos cuenta Javi.

“Llevo tres días fuera de casa y ya no aguanto más. Ella me mandó un mensaje por el teléfono y me dijo que nuestro hijo lo estaba pasando muy mal. Lleva dos días sin comer. Tenemos dos hijos, una de ocho años y otro de quince. La niña de ocho años no sabe nada, es el de quince el que está así.”

“¿Tu mujer te ha pedido que vuelvas a casa?”, pregunta Luis.

“No, no me lo ha pedido”, responde Javi. “Ella me ha dicho que puedo volver a casa cuando quiera, porque es mi casa. Hoy, por ejemplo, he estado viendo a los niños, me he duchado y me he afeitado, porque llevaba tres días sin afeitarme, mi mujer se ha ido a comprar y cuando ha vuelto me ha dado un abrazo. Y yo me he ido.”

“Si tu mujer te ha dado un abrazo es porque quiere que vuelvas. Una mujer no da un abrazo si no quiere”, le dice Luis. ¿Tú le has pedido perdón?”

“A las dos horas de habérselo dicho”, dice Javi.

“¿Y ella te ha perdonado?”, pregunta Luis.

“Sí, ella me ha dicho que perdona pero no olvida”, responde Javi.

“Es normal, porque la memoria no la perdemos”, dice Luis. “Pero si te ha perdonado, con el tiempo ya no pensará tanto en ello. Javi, vuelve a casa. Tú eres su marido, estáis casados, tenéis dos hijos en común, ella te ha abrazado...”

“Y me ha dado un beso”, añade Javi.

“Y te ha dado un beso, no se ha separado de ti, no se ha divorciado, no tiene otra persona...”, prosigue Luis. “Ahora te pido que te arrepientas de lo que has hecho y vuelvas a casa esta noche. Quiero que lo hagas ahora, Javi.”

“¿Y si me echa?, pregunta Javi a modo de excusa.

“¡Cómo te va a echar tu mujer!”, le replica Luis. “Es posible que esté molesta, pero tú vas a ir a casa, vas a abrir la puerta y las vas a abrazar. ¿Lo vas a hacer, Javi?”

“Yo te doy mi palabra que voy”, asegura Javi.

Javi nos dice que desde el lugar donde está hasta su casa hay cinco minutos. Quedamos con él en que volveremos a hablar en cinco minutos, cuando haya llegado a casa. Oímos cómo arranca la furgoneta. Cinco minutos más tarde retomamos la conversación.

“Javi, ¿estás en casa?”, pregunta Luis.

“No, estoy abajo”, dice Javi.

“¿Te puedo acompañar hasta arriba? Nos despediremos antes de que entres en casa, pero tú vas a ir dentro, te vas a colocar al lado de ella, la vas a abrazar, le vas a decir que la quieres mucho y no vas a volver a separarte de ella nunca”, le dice Luis. “No vuelvas a marcharte de casa, no te castigues más. Ella te ha perdonado. ¿No ves que te ha abrazado y te ha besado? Te está pidiendo que estés con ella. Si tú ahora no estás a su lado, eso es peor que los celos, porque ella te necesita a su lado. Yo te acompaño hasta la puerta.”

Oímos a Javi abrir la puerta de la calle y acceder al interior del edificio.

“Pienso que la voy a perder”, nos dice desde el portal.

“¿Por qué la vas a perder?”, le dice Luis.

“Porque está muy dolida”, responde Javi.

“Si no rectificas es posible que la pierdas. Ella te necesita al lado, necesita que la acompañes, que la mires, que la mimes... ¿Lo vas a hacer?”, le contesta Luis.

“Y tanto”, dice Javi.

“Tú quiérela mucho y mímala, y si ya has comprobado que tu mujer no te da motivos para tener celos, dile a tu mente que se equivoca, ordena a tu mente que te deje en paz, reprende a tu mente. ¿Dónde estás ahora?”, le dice Luis.

“En el ascensor subiendo”, responde Javi.

“Antes de entrar te dejaré, pero tú entra despacio, dirígete a la habitación y colócate al lado de ella. La vas a abrazar y le vas a decir que la quieres”, dice Luis.

“Ya estoy en la puerta”, dice finalmente Javi.

“Sé lo más dulce, lo más cariñoso y lo más delicado que puedas”, le aconseja Luis.

En ese momento nos despedimos de Javi, que entra en casa para reunirse con su mujer.

MOMENTOS CON LUIS RODRÍGUEZ

Radio de madrugada con Luis Rodríguez.

La radio a oscuras...

Todos los días de 1,30 a 6 de la madrugada a través de Cope Cataluña y Andorra. “Momentos con Luis Rodríguez”, desde Cope Barcelona para todo el mundo.

La radio no decae, ni siquiera por la noche. Las horas profundas de la madrugada son un “non stop” a disposición de curiosos, insomnes, amas de casa, universitarios, profesionales, gentes de edad avanzada, jóvenes y adultos que coinciden en el cruce de caminos de uno de los males de nuestro siglo: la incomunicación en las grandes ciudades.

De día se va deprisa, a un ritmo frenético, no hay tiempo para nada y la radio se oye mientras se desempeña otra actividad. La madrugada, en cambio, es el tiempo de la calma, de la reflexión, el insomnio, la soledad, el darle vueltas a los problemas...

La radio se convierte entonces en compañera, en íntima amiga y, a veces, en tabla de salvación. A través del teléfono, Luis Rodríguez está a disposición de todos los que deseen ser escuchados. Eso explica la buena audiencia de “Momentos”, un programa donde los oyentes pueden ser escuchados y también comprendidos; explicar sus problemas e inquietudes.

A través del teléfono gratuito 900 40 20 32 son muchas las llamadas, las historias, las vivencias que se comparten en antena, creando el ambiente preciso para que el oyente se sincere y profundice sobre cualquier tema que haya elegido libremente. En “Momentos con Luis Rodríguez” la audiencia es la auténtica protagonista.

Momentos con Luis Rodríguez” ha sido premiado en numerosas ocasiones por su labor social y cuenta con más de 1.800.000 seguidores en Facebook, así como más de 22.700.000 descargas de podcasts de las llamadas en la plataforma iVoox.com.

Todos los días de 1,30 a 6 de la madrugada a través de Cope Cataluña y Andorra. “Momentos con Luis Rodríguez”, desde Barcelona para todo el mundo.

Puedes comunicarte con Luis Rodríguez a través del teléfono gratuito 900 40 20 32 o bien contar tu historia escribiendo a luisrodriguez@momentos.fm.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo