Barcelona aplaza el pago del IBI hasta julio y la tasa de terrazas hasta octubre

También se prorrogan el pago del IAE, el precio público de recogida de residuos comerciales y la plusvalía

Audio

Jaume Collboni sobre la reducción de impuestos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:35

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado prorrogar el plazo de los pagos de los tributos municipales más allá de lo que marca el decreto ley 8/2020 de 17 de marzo. El objetivo de las medidas, según ha informado el primer teniente de alcaldía Jaume Collboni es “aligerar la carga fiscal sobre las empresas y favorecer la liquidez”.

En la mayoría de casos, se amplía el plazo hasta el 3 de julio, como es el caso del impuesto sobre los bienes inmuebles (IBI) –que acababa inicialmente el 4 de mayo para los recibos no domiciliados–, el impuesto sobre los vehículos de tracción mecánica –finalizaba el 15 de junio– o la plusvalía. En otros tributos, los plazos se amplían más allá del verano, como es el caso de la tasa de terrazas, que podrá pagarse hasta el 1 de octubre y en cuyo pago se tendrá en cuenta el tiempo en el que los establecimientos no han podido abrir. 

Jaume Collboni apunta a que la idea principal es que la actividad económica puede retomarse lo antes posible una vez pase el estado de alarma. En un primer paquete de medidas urgentes del 16 de marzo, el Ayuntamiento de Barcelona ya anunció que aplazaba la tasa turística a septiembre y que no cobraría la de terrazas mientras bares y restaurantes sigan cerrados. También se anunció que mientras no puedan abrir durante el confinamiento no se cobraría la recogida de residuos comerciales e industriales a los comercios, autónomos y empresas, teniendo también en cuenta le tiempo que no se ha podido abrir.

De este modo, la ampliación del pago de la tasa de terrazas permitirá gestionar los descuentos que correspondan a este período en que hayan cerrado los establecimientos. Para introducir estas modificaciones, se anularán los recibos que aún no hayan sido pagados y se liquidarán de nuevo las cuotas con el descuento correspondiente. Aquellos contribuyentes que ya hayan pagado el recibo este 2020 podrán solicitar por internet que se les devuelva la parte proporcional al período en el que han tenido que cerrar por motivos del confinamiento.

Además, en el caso del IBI y el impuesto de vehículos, se podrá fraccionar el pago sin intereses siempre que el contribuyente lo solicite, si el fraccionamiento acaba en el año 2020. Respecto al Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el del precio público de recogida de residuos y la tasa de terrazas, el pagamento se podrá dividir en fracciones mensuales sin intereses siempre que el fin del pago no sea después de septiembre de 2021.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo