Aparecen setas en Barcelona a causa del confinamiento

Según los expertos, las setas que crecen en las ciudades no deben comerse nunca

Imagen de archivo de una seta en un bosque

Imagen de archivo de una seta en un bosque

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:00

El confinamiento decretado por el Gobierno para combatir el coronavirus está devolviendo la naturaleza a las ciudades, como la llegada de animales salvajes como el jabalí o en este caso la aparición de setas en las calles de Barcelona.

Según cuentan testimonios, se han encontrado setas en la ciudad, concretamente en los alcorques, el hoyo donde están plantados los árboles, en la calle Reina Victoria, a causa de la poca movilidad de personas por las calles de la ciudad durante el confinamiento.

Según informa La Vanguardia, los hongos que se pueden encontrar estos días por Barcelona pueden ser senderuelas, champiñones e incluso níscalos, que se refugian bajo árboles en zonas verdes como bosques o parques de la ciudad. Además, según explican los micólogos, estas setas que crecen esporádicamente en las ciudades jamás deben comerse porque son muy tóxicos, y pueden llegar a ser cancerígenos.

En Barcelona se puede encontrar hasta una cincuentena de especies de setas, que suelen dividirse en dos grandes grupos: las que crecen en los troncos de los árboles y las que crecen en céspedes. Las que crecen en los árboles son de tipo parasitario y suponen una enfermedad para los árboles, en cambio no son tóxicas para las personas pero se recomienda no comérselas.

El otro gran grupo, las setas de césped son más vistosas y aparecen las setas del chopo o ‘pollancrons’, varios tipos de champiñones, ‘pets de llop’, Panaeolus y ‘bolets de tinta’. Y, si se corta el césped y no se recogen los restos cortados, pueden aparecer unas setas como los ‘cama-secs’ o los ‘carreretes’.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar