Boletín

El Vall d'Hebron realiza con éxito la primera cirugía híbrida de Cataluña en cardiopatía congénita de adulto

Esta patologia se suele detectar en niños, por está razón, en los casos detectados en adultos existe una dificultad añadida

Audio

Erik Encinas

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:55

Cirujanos y hemodinamistas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona han llevado a término la primera operación híbrida de Cataluña en una cardiopatía congénita de adulto. Un caso de estenosis aórtica en el que han colocado una válvula mecánica y un 'stent' en la aorta, uniendo en tan solo una semana las dos intervenciones, en lugar de hacerlas por separado en dos meses. Esto se debe fundamentalmente a la colaboración entre ambos profesionales, ya que así reducen a un solo ingreso las dos operaciones que se han hecho hasta ahora. El paciente de esta compleja cirugía, Omar Kamal, de 43 años, ha valorado positivamente su experiencia.

Es la primera vez que un hospital público catalán hace servir está avanzada tecnologia para las cardiopatias congénitas de adulto, ya que se utilizaban en otras patologias y también en cardiospatias infantiles. Según ha explicado el doctor Miguel Ángel Castro, del Servicio de Cirugía Cardíaca del centro médico, esto comporta un cambio de paradigma hacia una medicina más personalizada y pensada para el bienestar del paciente.

"El enfermo solo sufrió un ingreso, un proceso anestésico, y esto provocó menos riesgo, menos estres y más confort", según ha informado el cirujano cardíaco Carlos Sureda, quien ha recordado que en el hospital existen dos salas que aúnan la equipación de un quirofano cardíaco y una sala de hemodinámica con radiología y ecocardiografía de última generación. 

Las cardiopatías congénitas de nacimiento se dan a menudo en la infancia, aunque hay casos en los que no ha sido diagnosticado, porque no había detectado síntomas o en países en los que no hay recursos suficientes para abordarla, es entonces cuando se interviene en adultos, en los que tiene complejidad añadida, porque la patalogía ha ido a peor.

Lo más