COPE

Cribaje masivo antes de empezar el Festival Cruïlla

Harán pruebas a 25.000 asistentes cada día, y para hacerlo se contará con 200 auxiliares de enfermería y 100 validadores de las pruebas.

Audio

Redacción Barcelona

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:13

El Cruïlla ultima los preparativos con la promesa de ser el primer festival europeo de gran dimensión que se celebra en pandemia. La organización ha preparado un gran dispositivo en el Centro de Convenciones Internacionales de Barcelona (CCIB), convertido en un espacio donde cribar 25.000 personas diarias durante las tres jornadas de festival (jueves, viernes y sábado). "Esto no se ha hecho nunca en el mundo", ha dicho este miércoles Jordi Herreruela. El director del Cruïlla admite que sienten la "presión" por las últimas advertencias del Gobierno para que sean rigurosos en el interior del recinto, donde habrá 150 trabajadores controlando el uso de la mascarilla y que no se coma ni se beba frente los escenarios.

El dispositivo de testeo de asistentes incluye un equipo sanitario de hasta 300 personas, 200 de los cuales son los auxiliares de enfermería que realizarán los tests (hasta 4.200 por hora en el momento de mayor actividad) y 100 son validadores de las pruebas. Los asistentes tienen una hora asignada para hacerse la prueba (la organización insiste que se respeten estos turnos para evitar aglomeraciones) y todo el proceso desde la entrada con puerta previamente asignada hasta la puerta del festival se tendría que hacer en 45 minutos (30 por el acceso y test al CCIB más un cuarto hasta que se tiene el resultado, sin el cual no se puede entrar al festival).

"Una criba de 25.000 personas en siete horas (y en un solo espacio) no se ha hecho nunca al mundo", destacaba esta mañana Herreruela a las puertas del CCIB. El director considera que si sale bien, no tan solo hará posible la celebración de un festival de masas sino que es "visibilizará" que "se podría cribar la población de todo Cataluña en una semana", caso que fuera necesario. Este trabajo "no lo tendríamos que hacer los promotores", ha reclamado en último término Herreruela, que dice que son los tests en farmacias los que tendrían que ser los "notarios de nuestra salud".

Cómo se ha hecho en otros ensayos, conciertos y festivales, un resultado positivo en el test de antígenos comportará la retirada de la entrada (y la devolución de su importe), y el aviso al sistema de salud. Jordi Herreruela ha recordado este miércoles que una de las virtudes del testeo masivo es precisamente la detección de positivos que de otro modo podrían extender el virus. En este sentido, el festival calcula que se podrían dar entre 350 y 400 casos positivos (en todo el festival), y extrapola que esto haría "prevenir la propagación de entre 3.000 y 5.000 casos".

Medidas covid en el interior del recinto

En relación con las aglomeraciones de personas y el relajamiento en el cumplimiento de medidas como el uso de la mascarilla detectados en festivales recientes, Jordi Herreruela ha lanzado un doble mensaje. Por un lado, ha aclarado que al Cruïlla habrá 150 trabajadores que velarán en el interior porque todo el mundo lleve la mascarilla cuando no tenga una distancia suficiente con personas no convivientes, y que a la parte frontal de los escenarios, donde se concentra más público, se controlará el acceso para que no se coma ni se beba (asegurando que la gente lleva la mascarilla puesta todo el rato). Al resto del recinto se podrá consumir libremente, con la única prevención de la mencionada distancia de seguridad.

Sin embargo, el director del festival ha reiterado que el riesgo "de lo que ha pasado el fin de semana", tiene más a ver con las aglomeraciones antes del test de antígenos que durante la celebración de los festivales. Para Herreruela, el ensayo clínico del Apolo, el concierto del San Jordi y otras experiencias recientes avalan que "se puede eliminar la capa de la distancia física", lo cual ha llevado a otras pruebas exitosas como un concierto con tests previos y sin mascarilla en Liverpool. "La gran dificultad está antes de hacerse el test de antígenos, no después", ha dicho el director de un festival, que sin embargo mantiene el uso de la mascarilla obligatorio y "con la conciencia colectiva que no solo se está haciendo un festival, sino una prueba piloto para encontrar sistemas que permitan salir del confinamiento".

La "presión" de Argimon

Finalmente, Herreruela se ha referido a la advertencia directa que el consejero de Salud, Josep Maria Argimon, hizo martes en la línea de imágenes "no deseadas" como algunas que se han visto del Festival Vida sin cumplir las medidas anticovid "no se pueden repetir". El máximo responsable del certamen ha dicho que se siente "muy presionado" por sus palabras, pero también "satisfecho" que aun así desde el departamento "se confíe en el rigor con que el Cruïlla trabaja" habiendo autorizado su celebración (en el marco de la iniciativa monitorizada por varias administraciones y equipos sanitarios de Festivales Seguros).


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar