Boletín

El tabaco de liar es tan perjudicial como el convencional, según un estudio de la UIC

El estudio revela que no hay diferencias en la concentración de nitrosaminas en la saliva de los fumadores de ambos tipos de tabaco

el Dr. Martínez Sánchez pide que se incremente el precio del tabaco de liar y más campañas de concienciación entre los jóvenes

Barcelona

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:11

Un estudio liderado por investigadores de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) demuestra que el tabaco de liar es tan perjudicial como el convencional. Hay que tener en cuenta que el consumo de este tipo de tabaco ha aumentado especialmente entre los jóvenes los últimos años porque es más barato y por la "falsa creencia" de que es más sano y también más natural. 

Por poner un ejemplo, en el caso de la ciudad de Barceloina en consumo de tabaco empaquetado, el convencional, era del 89% en 2004 y cayó al 71,8% entre 2011 y 2012. En cambio, el tabaco de liar ha hecho el camino inverso en el mismo periodo: ha pasado de ser residual, de tener un consumo de poco más del 1% a un 15%. 

RESULTADOS DEL ESTUDIO

Ahora este estudio liderado por la UIC demuestra que no hay diferencias entre los dos tipos de tabaco, y por lo tanto, son iguales de perjudiciales para la salud. En concreto, los investigadores se han centrado en el estudio de las nitrosaminas específicas del tabaco que se encuentran en la saliva de adultos mayores de 16 años en la ciudad de Barcelona. Algunas de estas nitrosaminas, como la NNAL, NNK o la NNN están vinculadas directamente con el cáncer oral, de esófago y de pulmón. Los resultados demuestran que las concentraciones de estas nitrosaminas son parecidas en la saliva de los fumadores que consumen uno u otro tipo de tabaco. Por este motivo, uno de los impulsores del estudio, el doctor José María Martínez-Sánchez, responsable del Grupo de Evaluación de Determinantes de Salud y Políticas Sanitarias de la UIC Barcelona apuesta por equiparar el precio de los dos tipos de tabaco y también por seguir haciendo campañas de salud en las escuelas para incidir en las edades en que los jóvenes empiezan a fumar". 

Hay que tener en cuenta que el tabaco provoca cada año cerca de un millón de muertos por cáncer en todo el mundo. Según la OMS, en los países desarrollados una cuarta parte de las muertes por cáncer pueden atribuirse al tabaco. 

En el estudio también han participado especialistes del Instituto Catalán de Oncología (ICO), del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), del Hospital Clínico de Barcelona, de la Facultad de medicina de la UB, de la Universidad Pompeu Fabra, así como del parque de Investigación Biomédica de Barcelona. 

Lo más