La síndica de Greuges de Barcelona investiga los conflictos en el carril bici

El incremento de usuarios y la discontinuidad de la red ha comportado problemas entre peatones y ciclistas

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:36

Desde la sindicatura se ha iniciado una investigación de oficio para detectar la naturaleza de los conflictos en la red de carriles bicis de la ciudad y su percepción por parte de ciclistas, peatones y conductores.

Una vez detectadas las diferentes situaciones de conflicto y la naturaleza de estas, se formularán una conclusiones y unas recomendaciones para minimizarlas", ha explicado la defensora de la ciudadania barcelonesa, Maria Assumpció Vilà, en "la Veu de la Síndica", el boletín de esta institución.

Barcelona cuenta con varios tipos de vías ciclistas; como las aceras bici, las calles de plataforma única (con velocidad limitada de 10 o 20 km/h) y las zonas limitadas a 30km/h.

La sindicatura sostiene que “el incremento de usuarios y la discontinuidad de la red ha llevado problemas entre peatones y ciclistas, que en algunos casos han derivado en una cierta sensación de inseguridad”.

“Se trata de tramos importantes de red que transcurren en convivencia con itinerarios de otros modos de transporte, principalmente la red de peatones y la de vehículos motorizados”, ha señalado la defensora de la ciudadania barcelonesa.

El estudio identificará las situaciones de conflicto principalmente desde la posición de colectivos vulnerables, como gente mayor, niños o personas con movilidad reducida.

Prestará atención especial a la sincronización de los semáforos de los pasos de peatones y de los carriles bici, y a la situación de mobiliario urbano y equipamientos (banco, contenedores, accesos metro, etc.) en relación a la infraestructura de carriles.

Lo más