Boletín

Primer caso de un trabajador en activo de Metro Barcelona afectado por amianto

El empleado del suburbano, que reparaba ruedas de vagones en los talleres de TMB, fue apartado de su puesto después de confirmar la enfermedad asbestosis 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:59

El comité de empresa de la compañía pública Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha denunciado el primer caso de un trabajador en activo afectado por asbestosis por exposición al amianto.

A Rafel Rubio, empleado de los talleres del suburbano en la estación de Vilapiscina desde 1978, le detectaron la enfermedad en un TAC realizado en octubre de 2018 por encargo de TMB.  Ya en el año 2015 acudió al Hospital Germans Trias has haber vomitado sangre y, tres años más tarde, en un TAC pedido por la empresa, se le detectó asbestosis, confirmada por dos neumólogos, uno de ellos de la Seguridad Social. 

Esta enfermedad es una patología crónica pulmonar asociada a la inhalación del polvo de la sustancia tóxica, que se prohíbe comercializar desde 2002. TMB ha negado que padezca una patología y ha replicado que se le ha detectado una manifestación en la pleura "no grave por exposición al amianto". 

Rubio, que lleva 40 años trabajando en el metro afirma: "he estado siempre en el mismo puesto, torneando ruedas, y ahí se producía mucho polvo, sin medidas de seguridad, ni ventiladores para retirar ese polvo y sin mascarillas". 

Miembros del comité de empresa del Metro de Barcelona han considerado que "esto no es un conflicto laboral, es un tema de salud pública muy grave", y han hecho un llamamiento a los trabajadores jubilados del metro que estén enfermos para que se pongan en contacto con los sindicatos. También han denunciado que los 22 trabajadores a los que se les detectó la afectación pleural no han sido cambiados de puesto de trabajo, que era una de las reivindicaciones del comité para la convocatoria de la huelga que hicieron los trabajadores del Metro durante el Mobile World Congress el pasado febrero.

Los ocho sindicatos que conforman el comité de empresa de TMB, han afirmado "que no han tenido más remedio que denunciar este caso porque, a su juicio, la empresa oculta información sobre la situación tan grave que se vive en el Metro de Barcelona por la presencia de amianto". Además, piden el cese del máximo responsable de TMB y alertan de posibles huelgas de no tener en cuenta sus peticiones. 

La presidenta de la compañía pública de transporte barcelonés, Mercedes Vidal, ha asegurado que "no tienen conocimiento de este caso y que, de 600 revisiones efectuadas a otros tantos trabajadores del metro, sólo en 22 han detectado manifestaciones pulmonares por contacto con el amianto, pero ninguna de estas personas ha desarrollado la enfermedad".

Los sindicatos reclamarán compensaciones económicas y presentarán demandas ante los tribunales de lo social.

Lo más