Boletín

Oposición frontal al traslado de 80 MENA a Rubí

La alcaldesa del municipio critica a la Generalitat por tomar la decisión de forma "unilateral" 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 21:21

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez, ha cargado contra la decisión de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) de trasladar a su municipio "de manera unilateral" un grupo de menores tutelados. La Generalitat ha escogido un hotel en desuso para instalarlos.

Ana María Martínez lamenta que "hasta el día dos de mayo no tenía conocimiento" y ha criticado que la medida no se preparara correctamente para, entre otras cosas, avisar a los vecinos. En total serán unos 70 los MENA que residirán en Rubí y que llegarán a principios del mes de junio. Lo harán acompañados de técnicos de inmigración, Salut, de la Generalitat y agentes sociales. Los menores no acompañados provienen de un centro de Sant Just Desvern y tienen entre 14 y 18 años. 

Los afectados han creado la plataforma 'Stop Centre de Menors Rubí' para expresar su rechazo a la decisión de la Generalitat. Su portavoz, Alba, explica que el Govern "dice que traeran a un tutor por cada seis menores, un médico, un psicólogo, pero sabemos por otros centros que no se están cumpliendo estas ratios", de hecho considera que los MENA están "desamparados". 

Desde 'Stop Centre de Menors de Rubí' alertan que esta decisión no se ha meditado suficiente y que se debe a motivos económicos. Argumentan que el edificio -un hotel en desuso- no dispone de un espacio común para poder hacer actividades y "los jóvenes tendrán que estar en sus habitaciones, no queremos que estén ahí encerrados y abandonados a su suerte". Es más, exigen a la Generalitat "una integración total y que se les respete como personas que son". 

Lo más