Nace Tsunami Democràtic: una plataforma que llama a la "desobediencia civil" tras la sentencia del procés

El movimiento alerta que "no será solo una acción concreta", sino que pretende generar una "situación de crisis generalizada" en España

Nace Tsunami Democràtic: una plataforma que llama a la desobediencia civil tras la sentencia del procés

 

Mar Manrique

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:51

Una nueva forma de organización civil se está tejiendo desde las pantallas de los móviles de más de 60.000 catalanes desde inicios de septiembre. La plataforma independentista Tsunami Democràtic surge con el objetivo de dar una respuesta ciudadana a la sentencia del Tribunal Supremo para el 1-O, y cuenta con el apoyo de JxCat, ERC, la CUP, la Assamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural. Con mensajes como "tú eres la respuesta", "lleva provisiones" o "estate alerta", la iniciativa insta a sus seguidores a la desobediencia no violenta y el bloqueo de forma "immediata" una vez se haga pública la sentencia en relación con el "procés". Sin unos líderes del movimiento visibles, sus redes sociales ya cuentan con miles de adheridos: 60.000 usuarios en Telegram, más de 50.000 en Twitter y casi 17.000 seguidores en Instagram.

En cuanto al tiempo de acción, Tsunami Democràtic aclara que "ni una semana ni tres meses. Durará lo que haga falta para alcanzar los objetivos". Eso sí, han afirmado vía redes que "la respuesta que se ha organizado pretende generar una situación de crisis generalizada en el Estado español que se prolongará en el tiempo".

La plataforma surgió en redes sociales un día después del encuentro que partidos y entidades secesionistas mantuvieron en Ginebra los días 31 de agosto y 1 de septiembre para conversar sobre la estrategia conjunta que adoptarían los meses siguientes. El primer tuit con el que se presentaron no tardó en ser compartido y comentado por líderes independentistas como Carles Puigdemont, Oriol Junqueras o Marta Rovira. Tras la publicación de su manifiesto en Twitter, la plataforma se hizo eco de su primera acción: diversos municipios catalanes amanecían con carteles de Tsunami Democràtic pegados en farolas y marquesinas, dando a conocer el fenómeno de desobediencia civil.

De momento, las acciones que la plataforma ha llevado a cabo, más allá de su difusión en redes sociales, han sido la ocupación de varias oficinas de bancos y grandes empresas españolas, que ellos denominan del IBEX-35, a las que acusan de "financiar la represión" del Estado al independentismo.

Además, Tsunami Democràtic ha llamado a la movilización de las universidades catalanas, pidiendo a los estudiantes "vaciar las aulas para llenar las calles el día de la sentencia". Están programadas hasta 13 convocatorias en distintos campus unviersitarios.

Lo más